Contenido patrocinado

Los bancos redoblan su apuesta por las hipotecas fijas: tipos más bajos en 2021

Desde enero de 2021, al menos seis bancos han reducido los intereses de sus hipotecas fijas o han lanzado nuevos préstamos con unos tipos más bajos que los que ofrecían antes

Evolución del número de hipotecas para viviendas firmadas mes a mes en España
EPDATA
28/04/2021
Evolución del número de hipotecas para viviendas firmadas mes a mes en España EPDATA 28/04/2021 FOTO: EPDATA EPDATA

Desde 2016, cuando el euríbor cayó por primera vez en valores negativos, muchos bancos españoles apuestan por ofrecer hipotecas a tipo fijo con buenas condiciones para incentivar su contratación, pues los intereses de estos productos son más altos que los de las variables. Y ahora que este índice está en mínimos históricos (-0,501% en febrero de 2021), esa política es todavía más agresiva. Así lo acredita el comparador financiero HelpMyCash.com, que asegura que, desde que empezó este año, muchas entidades han rebajado aún más sus tipos fijos para seducir a los que buscan financiación para adquirir una vivienda.

Hipotecas fijas más baratas

Según los datos de este comparador, desde enero de 2021, al menos seis bancos han reducido los intereses de sus hipotecas fijas o han lanzado nuevos préstamos con unos tipos más bajos que los que ofrecían antes: Banco Santander, Bankinter, Bankia, Openbank, Targobank y COINC. Los analistas de HelpMyCash afirman que, con esta política, estas entidades pretenden incentivar la contratación de estos productos y ganar presencia en los medios de comunicación.

El interés de la Hipoteca Fija de Banco Santander, por ejemplo, bajó a finales de enero del 1,30% al 1,25% a 15 años, del 1,45% al 1,30% a 20 años, del 1,55% al 1,35% a 25 años y del 1,70% al 1,40% a 30 años, siempre con una financiación máxima del 80% de la compra. Y en febrero, esta entidad anunció una rebaja de estos tipos en 0,05 puntos si el cliente necesita financiar hasta el 70% de la adquisición y en 0,10 puntos si la financiación es de hasta el 60%. En todos los casos, los intereses están bonificados hasta en un punto por contratar varios productos del banco: domiciliación de la nómina y los recibos, suscripción de seguros o productos de inversión, etc.

También es destacable la rebaja de la Hipoteca Fija de Bankinter, cuyo interés pasó en febrero del 1,35% al 1,25% a 10 y 15 años, del 1,40% al 1,30% a 20 años, del 1,50% al 1,35% a 25 años y del 1,60% al 1,45% a 30 años. En este caso, los tipos están bonificados en 1,30 puntos porcentuales por domiciliar la nómina, contratar los seguros de hogar y vida del banco y aportar al menos 600 euros anuales a uno de sus planes de pensiones.

Más publicitadas que las variables

Pero la apuesta por los préstamos hipotecarios a tipo fijo no se limita a una rebaja de los intereses. Muchos bancos, para incentivar su contratación, también les dan una mayor publicidad que a las hipotecas variables: más presencia en los escaparates de las oficinas o en su página web, anuncios en los medios de comunicación, etc.

De hecho, incluso hay entidades que, para hacer más atractivas sus hipotecas fijas, han encarecido sus préstamos a tipo variable. Una de ellas ha sido Banco Santander, cuya Hipoteca Variable pasó de tener un interés de euríbor más 1,19% en febrero (2,19% fijo el primer año) a tenerlo de euríbor más 1,29% en marzo (2,29% fijo el primer año). Como ocurre con la oferta a tipo fijo, el interés de este crédito está bonificado hasta en un punto por contratar diversos productos del banco.

Les salen más a cuenta

Ahora bien, ¿por qué la banca muestra tanto interés en las hipotecas fijas? El motivo es simple: ganan más dinero con ellas. De media, los tipos fijos se sitúan alrededor del 1,40% a 30 años, mientras que los variables son de en torno al 0,5% (si sumamos el actual euríbor más un diferencial medio del 1%). Las entidades, por lo tanto, pueden permitirse abaratar sus préstamos a tipo fijo, pues les siguen reportando unos mayores beneficios.

Hay que decir, eso sí, que esta política también es ventajosa para los que quieren pagar siempre lo mismo. Al disponer de hipotecas fijas a muy buen precio, estos clientes pueden conseguir un préstamo asequible y estable, algo que era prácticamente imposible hace algo más de cinco años. Y los que prefieren asumir algo más de riesgo pueden pagar menos con una hipoteca variable, cuyo interés es muy reducido gracias a la baja cotización del euríbor.

Sin embargo, desde HelpMyCash recuerdan que no todas las ofertas son atractivas: hay bancos que aplican unos intereses por encima de los de mercado, que incluyen gastos adicionales en sus hipotecas… Por ello, aconsejan comparar las propuestas de varias entidades para ver cuál saldría más barata, así como tratar de negociar con cada financiera para conseguir unas condiciones aún mejores.

Un proyecto de LR Content