Un proyecto de

Limpieza y desinfección del Metro, una labor que ha pasado de ser necesaria a esencial

Su labor exhaustiva y su compromiso con el trabajo bien hecho hacen que cada día millones de viajeros realicen sus trayectos con total seguridad

Es el primer año que Clece presta servicio en Metro de Granada.
Es el primer año que Clece presta servicio en Metro de Granada.CleceLa Razón

Hace más de 30 años que Clece se ocupa del servicio de limpieza en Metro de Madrid. La experiencia y veteranía de sus trabajadores, tanto a nivel estratégico como en primera línea, ha cobrado una importancia especial durante este último año y medio: la limpieza y desinfección de zonas muy transitadas ha pasado de ser necesaria a ser esencial.

Más de 30 años de servicio esencial

Jesús Pulido Vinuesa sabe bien lo que es dedicar toda una vida a un servicio esencial. Empezó a trabajar en la limpieza de Metro de Madrid en 1987 y a día de hoy es el Encargado General de Limpieza del Material Móvil del servicio de transporte público de Clece. Su labor consiste en coordinar los recursos humanos y técnicos para que los trenes se mantengan limpios y desinfectados cada día.

Desde la apertura del servicio hasta la tarde, un 20% de la plantilla trabaja en labores de limpieza más técnicas, como limpieza de ruedas y bogies, mantener limpios y despejados los conductos de aire acondicionado y el sistema de cableado , entre otros. Por la noche es cuando tiene lugar la gran limpieza, que requiere una gran coordinación de equipos para que el trabajo salga perfecto. Jesús comienza a gestionar y preparar cómo será esta jornada a mitad de la tarde. Se encarga de organizar los lotes (así se divide Metro de Madrid), hablar con el departamento mecánico y hacer las programaciones. Cuando comienza a llegar el personal, en torno a las 9 de la noche, todo está perfectamente calculado para que cada trabajador o trabajadora comience su labor.

Desde que empezó la pandemia hay que aplicar, además, un protocolo específico de limpieza determinado por Metro de Madrid que ha requerido incrementar la plantilla y la utilización de productos para asegurar la limpieza y desinfección de los trenes y los interiores. “Siempre me he sentido muy orgulloso de mi trabajo, pero ahora mucho más - dice Jesús -. Que cada día los trenes salgan limpios y desinfectados es más importante que nunca”.

Este no es el único cambio que Jesús ha visto en el servicio de limpieza de Metro. En sus más de 30 años de profesión los protocolos y los trenes se han modernizado mucho. En los años 90 los trenes acumulaban más suciedad y grasa y se limpiaban “a la antigua usanza”, con cepillo y estropajo. Cuando comenzaron a implantarse los nuevos trenes, se establecieron nuevos procedimientos y se empezaron a usar otros materiales, como las bayetas de microfibra, los pulverizadores y las hidrolimpiadoras a presión para los bajos de los trenes y túneles automáticos de lavado para el lavado exterior.

Trabajo en equipo y atención al detalle

Antonia Martínez Delgado, Toñi, es la Encargada de Limpieza en las estaciones de la Línea 12 de Metro de Madrid. También es una veterana: empezó a trabajar en 1995, por lo que, además de conocer perfectamente los quehaceres, ha podido vivir en primera persona los cambios en la manera de trabajar. Igual que su compañero Jesús, destaca una mejora cualitativa a lo largo de las últimas décadas. Metro de Madrid ha vivido una renovación espectacular: los vagones antiguos y las estaciones más oscuras han dado lugar a trenes modernos y estaciones espaciosas, con gran presencia de cristales y aluminio. “Antes la limpieza se hacía con mopa, cepillo recogedor y por la noche, con mangueras - explica Toñi -. Ahora es todo más detallista, se gasta menos agua y también luce más nuestro trabajo”.

En el último año y medio los protocolos han tenido que ser, si cabe, aún más exhaustivos. El personal se esfuerza cada día por llegar a todos los rincones, desinfectar y ofrecer un entorno seguro a los usuarios de metro. Se trata de una labor de equipo, tal y como señala Toñi: “como responsable intento enseñar todo lo que sé y motivar al personal para que disfrute tanto como yo de un trabajo bien hecho, y eso se nota. Estoy muy orgullosa de mi equipo”.

Sostenibilidad y vanguardia en Metro de Granada

Es el primer año que Clece presta servicio en Metro de Granada. Su plantilla de 28 personas se ocupa de la higienización de talleres y cocheras, un total de 1470 m2 donde se almacenan y reparan las 15 unidades móviles del transporte público. Pero eso no es todo: este servicio también incluye las oficinas, el aparcamiento, la playa de vías y la estación de lavado, además de las 26 paradas, tanto en la superficie como soterradas.

Javier Alaminos, el Jefe del Servicio de Limpieza, destaca los criterios de sostenibilidad ambiental del contrato: todos los productos que utilizan son 100% ecológicos. Lo más novedoso es el sistema de dilución concentrado que permite prescindir de los envases, por lo que la generación de residuos es prácticamente 0. Además, toda la maquinaria y vehículos empleados en el servicio son 100% eléctricos o híbridos. “Intentamos estar a la vanguardia con proveedores de primer nivel”, explica Javier. Un buen ejemplo es el sistema portátil de agua osmotizada para la limpieza de cristales: sus filtros purifican el agua por lo que no es necesario usar productos, lo que ayuda a conservar el medioambiente.

Un proyecto de LR Content para