Madrid podría tener una futurista noria gigante tras rechazarla Valencia

Al estilo de Londres con su famosa «London Eye», podría instalarse en la capital. Sin radios ni eje y de 120 metros de altura

El promotor de la noria gigante de 120 metros de altura Circular View ha lamentado este martes la pérdida de tiempo durante los cuatro años que ha desarrollado su proyecto en Valencia para finalmente no haber recibido el apoyo de la Administración, y ha avanzado que intentará levantarla en Madrid.

La instalación de la noria gigante en La Marina fue rechazada por “no encajar” en la estrategia de este espacio, así como su ubicación en unos terrenos rústicos en la zona del Oceanogràfic, y el alcalde de Valencia, Joan Ribó, ha dicho este lunes que La Marina no es un parque temático y que montar un noria tendría un coste muy alto para rentabilizarlo.

Ribó ha manifestado su deseo de convertir La Marina en "un centro lúdico, de integración, de actividades náuticas, llena de innovación y con elementos gastronómicos".

Por su parte, Circular View defiende que la noria es una instalación lúdica, no un parque de atracciones, y es “para las personas, para la ciudadanía”, según ha señalado a Efe la consejera delegada de Circular View, Ana María Villamediana.

La primera opción fue el Oceanogràfic pero el Ayuntamiento los reubicó en La Marina, y llevan cuatro años haciendo modificaciones de los planes de desarrollo y han estado "rematándolos" hasta octubre, según Villamediana.

"Sabiendo que queríamos tener nuestros terrenos privados, nos reubicaron en La Marina para tener que hacer una licitación y pedirnos un montón de documentación formal", ha asegurado.

Tras todo este proceso, Circular View ha desistido de instalar la noria gigante en Valencia y probará en Madrid -de hecho ya estudia diferentes opciones- pero siempre y cuando tenga "el apoyo político" para asegurar la ubicación antes de iniciar la tramitación del proyecto.

La noria contaría con unas 25 cabinas que transportarían a 1.000 personas a la hora. La inversión sería de 125 millones de euros, el retorno para la capital de 35, y se crearían 500 puestos de trabajo directos y 3.000 indirectos, informa Europa Press

Los promotores consideraban que con un millón de visitas al año, en un lustro recuperarían la inversión de 120 millones. El proyecto incluía una noria de 120 metros de altura y una terminal de 7.000 metros cuadrados con usos para eventos culturales, exhibiciones, conciertos y proyectos sociales. Efe