Pabellón 9 de Ifema: un hito contra el coronavirus en cien horas

Ya ha recibido a los primeros enfermos. El gran espacio dispone de 750 camas de hospitalización y 64 de UCI preparadas. Anoche esperaba acoger ya a 600 pacientes ingresados y llegará a los 1.300 la semana que viene

Las palabras de aliento y agradecimiento que dedicó el Rey Felipe VI a los profesionales que desde hace días trabajan las 24 horas en el hospital de campaña que se ha instalado en tiempo récord en Ifema dan buena cuenta del sentir general de la población. Y, ahora, la sombra de este gran centro hospitalario nacido de la urgencia es aún más alargada porque ha crecido en tamaño y, lo que es más importante, en medios para cuidar a los enfermos. La Comunidad de Madrid dio ayer por inaugurado el pabellón nueve de la Feria de Madrid, que ya está totalmente habilitado para atender a los infectados por coronavirus. En total, 814 camas más, 64 de ellas de cuidados intensivos. El resto se distribuyen en 15 módulos con 50 camas cada uno. Y aún está previsto que se ponga otro más en funcionamiento para fines sanitarios.

Ayer fue el primer día de trabajo en este nuevo pabellón y la inauguración se cerró con más de dos centenares de pacientes ya instalados en sus camas. Estos llegaron a Ifema procedentes de las urgencias de diversos hospitales de la región. Al igual que estaba ocurriendo estos últimos días, los infectados acceden a las instalaciones previo paso por triaje y allí reciben un control de los profesionales de enfermería específico en función de su situación clínica.

En total, la jornada de ayer se cerró con alrededor de 650 pacientes ingresados en el recinto ferial. Este número se obtiene al sumar los que ya estaban ingresados en el pabellón cinco, que lleva en funcionamiento desde el pasado sábado. «En cuatro días me parece un logro importante», indicó Antonio Zapatero, director de este hospital provisional. Las previsiones apuntan a que se pueda llegar a los 1.300 ingresados a lo largo de la semana que viene, una «cifra espectacular», en palabras de Zapatero.

En paralelo, y mientras los responsables de la Consejería de Sanidad del Ejecutivo regional continúan con la campaña de captación de profesionales sanitarios para que se desplacen a Ifema, ayer la Unidad Médica Aérea de apoyo al despliegue del Ejército del Aire desplegó la primera sala de UCI que entra en funcionamiento en Ifema, un paso adelante que llega cuando Madrid se enfrenta al pico de contagios. En ella trabajará personal médico militar.

Además, esta no es la única huella que ha dejado en el recinto la Unidad Militar de Emergencias: el Ejército de Tierra se ha hecho responsable desde un primer momento de las labores de montaje de las instalaciones. Otras empresas han puesto su granito de arena a la hora de equipar este hospital de campaña, algunos donando tanques de oxígeno u otros materiales sanitarios y otros haciendo llegar la ropa de cama.

Zapatero anunció también que a principios de la próxima semana estará listo el último de los tres pabellones que en un principio se habilitarán en la Feria de Madrid para fines médicos. Se trata del número siete, el que albergará 582 camas más, de las que 32 serán de cuidados intensivos. Si todo se desarrolla tal y como está previsto, el «lunes o el martes» estará listo para recibir a los primeros pacientes (que llegarán directamente desde el pabellón cinco), un alivio más para las saturadas salas de urgencias de los hospitales madrileños. «Es un esfuerzo tremendo», destacó su director durante la visita del Rey Felipe VI.

Tal es la excepcionalidad de la iniciativa que sus responsables aseguran que ya se han puesto en contacto con ellos autoridades de otras comunidades autónomas, e incluso de otros países, para que les expliquen las bases para tratar de «copiar» el modelo Ifema. Entre ellos están varios estados de Suramérica, e incluso Estados Unidos.

Equipos de trabajo

Los profesionales sanitarios se dividen en equipos que rotan en turnos de mañana, tarde y noche. De los dos primeros se encargan facultativos, en su mayoría de Atención Primaria, pero también de otras especialidades. Los profesionales del Summa se hacen cargo del tercero de ellos, para lo que cuentan también con el apoyo del Samur. Este cuerpo está presente también en los procesos de admisión y triaje, y dan soporte en la colocación de los equipos de protección.

De esta forma, los pabellones siete y nueve se organizarán en módulos idénticos entre sí. Son lo más parecido que habrá en Ifema a un Control de Enfermería de un hospital tradicional. El objetivo principal de ambas instalaciones es facilitar el trabajo de los profesionales. Además de la atención a los pacientes, en la Feria de Madrid se encuentra funcionando un laboratorio para analizar muestras, si bien cuenta con los medios del Hospital de La Paz para la realización de analíticas más complejas. También se ha dotado a esta hospital de campaña con aparatos de radiología, fundamentalmente portátiles, para el control radiológico de los pacientes, así como botiquines y gestión de stocks de farmacia.

Las sonrisas llegan con las altas y los gestos altruistas de la población: ayer por la tarde llegaron cerca de 3.000 rosas, tulipanes y flores silvestres para alegrar el trabajo de los sanitarios. Las llevaron voluntarios y trabajadores de la Fundación Madrina.