Las otras empresas que alivian el confinamiento a los madrileños

Firmas como Hydroflomen han mantenido el suministro de agua en los peores momentos a viviendas, hospitales o explotaciones ganaderas

Mantenimiento de instalacionesLa Razónla razón

El esfuerzo de las empresas de Madrid por facilitar la vida de los madrileños en estas semanas de confinamiento presenta innumerables muestras admirables. No sólo en sectores más evidentes como el de proveedores de alimentos, suministradores de energía o repartidores de toda clase de productos. También en los menos visibles encontramos pruebas de esfuerzo abnegado y callado por el bien común. Un ejemplo es el de Hydroflomen, que desde hace 40 años se dedica al mantenimiento, venta e instalación de bombas de agua. Ha sido durante lo que llevamos de la pandemia una de las firmas capaces de mantener el funcionamiento de los equipos que suministran este elemento vital. Entre sus clientes se encuentran comunidades de propietarios, residencias de ancianos, viveros, centros de acogida de animales y un largo etcétera. Una atención especial merece su servicio para explotaciones ganaderas y el montaje equipos de desinfección en industrias esenciales que suministran material de primera necesidad para la sanidad.

El agua es su eje central de actuación. Desde que se iniciase el confinamiento se han preocupado de mantener el suministro, aumentar la presión y mantener los caudales para sus clientes al igual que a instalar bombas sumergidas en explotaciones sin suministro de agua. Pero también, y con vistas a la desescalada y al retorno a la normalidad en el transporte, se han especializado en aparatos de desinfección ultravioleta, purificadores de aire contra el Covid y bombeo con energía solar, ahora que aumenta la preocupación por el medio ambiente.