El Taxi de Madrid reclama al Ayuntamiento una reducción del servicio por la baja demanda

El sector del taxi de Madrid se ha manifestado hoy con sus vehículos por las calles reclamando una reducción del número de sus coches que trabajen al día, ante la crisis de la pandemia

El sector del taxi de Madrid ha salido hoy a la calle para exigir al Ayuntamiento de Madrid que reduzca el número de vehículos que trabaje al día ante la baja demanda generada por la crisis del coronavirus. La protesta, convocada por la Federación Profesional del Taxi de Madrid (FPTM) y Élite Taxi pide que menos vehículos se vean obligados a prestar servicio. La demanda del servicio de taxi está sufriendo una merma especialmente por la mínima afluencia de viajeros, falta de turistas y por la cancelación de eventos con afluencia masiva de gente como conciertos, congresos, ferias o competiciones deportivas.

Así, miles de taxistas han secundado la protesta y han colapsado la zona de Cibeles, donde se encuentra la sede del Ayuntamiento de Madrid. La protesta, que se ha desarrollado sin incidentes entre las 10:00 y las 12:00 horas, ha realizado un recorrido circular con inicio y final en la plaza de Cibeles, recorriendo el paseo de Recoletos y las calles Goya, Serrano y Alcalá, en el que los taxistas han ocupado los carriles del circuito mientras tocaban el claxon de sus coches en señal de protesta. La Delegación del Gobierno autorizó la manifestación tras denegar el permiso, en primera instancia, para convocarla el jueves pasado.

El presidente de la FPTM, Julio Sanz, ha declarado a Efe que con esta manifestación los taxistas han tratado de transmitir al Ayuntamiento madrileño su “malestar” por no regular el número de taxis a la demanda que existe en estos momentos a causa de la crisis sanitaria. Ha indicado que son 15.723 taxis los que están en las calles de Madrid prestando servicios que la Comunidad de Madrid aconseja realizar “sin aire acondicionado” por riesgo de contagio por la covid-19, a “temperaturas sofocantes” y con solo un 30 por ciento de ocupación de paradas, por lo que un 70 por ciento de taxistas están “dando vueltas por Madrid” sin realizar servicios. ”Estamos solicitando que nuestro regulador, que es el Ayuntamiento, determine cómo y de qué manera hay que prestar servicio, mientras todas las empresas están limitando su oferta al servicio, el Ayuntamiento hace dejación de funciones” ha aseverado Sanz, que especifica que el sector solo pide medidas coyunturales ante la situación de crisis sanitaria. ”Nos lanza a la calle cuando no hay trabajo”, ha protestado.

Desde Élite Madrid, su presidente Luis García, ha señalado que la manifestación ha sido un “éxito” en cuanto a seguimiento y a la hora de “visualizar” la problemática del sector, que está “muy enfadado”. ”El Ayuntamiento no se puede poner de perfil, no nos pueden dejar en la calle dando vueltas”, ha censurado García, quien cree que los taxistas no tienen espacio suficiente para ocupar las paradas cuando no hay demanda, por lo que están haciendo un circuito “en vacío” y por eso le pide al Consistorio que tome medidas para ayudarles a “salir de esta situación de una manera digna”. “El motivo es tener una regulación del sector del taxi para tener una desescalada ordenada y progresiva como el resto de sectores, tenemos una situación de sobreexposición al virus”, ha indicado en declaraciones recogidas por Efe.

El Ayuntamiento, sin competencias para acotar el número de taxis

Por su parte, el alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, ha afirmado que el Ayuntamiento quiere “llegar a una solución” con el sector del taxi, al que ha vuelto a ofrecer que no sea obligatorio trabajar cinco días semanales, al no tener “competencias” para limitar la flota, como pide el gremio. Martínez-Almeida ha insistido en que el Ayuntamiento “no tiene la capacidad normativa” para poder limitar la flota, algo que durante el estado de alarma fue establecido “por el mando único que era el que tenía competencias, el Ministerio de Fomento”. ”Les ofrecemos exceptuar a todos aquellos que entiendan que no deben salir a trabajar porque no se dan las condiciones de rentabilidad adecuada o las condiciones de ocupación que sean necesarias, les hemos puesto esa propuesta encima de la mesa y la mantenemos. Nos parece que es la solución más lógica y más razonable”, ha insistido Almeida, que el viernes pasado ya señaló esta propuesta.

Ha argumentado que, además de no tener competencias para acotar el número de taxis en circulación, “no parece razonable prohibir salir a trabajar a todos aquellos que precisamente en estos momentos quieren salir a trabajar y entienden que necesitan de una forma u otra llegar los ingresos de los que no han podido disponer a lo largo de los últimos meses”. El alcalde ha manifestado su disposición al diálogo, ha recordado que no debe olvidarse que “hay una gran parte del sector que sí quiere salir a trabajar” y que otros trabajadores prefieren no salir al considerar “que no se dan las condiciones de demanda adecuadas y necesarias”. Ha subrayado también el “compromiso” del equipo de Gobierno con este servicio público, y lo ha ilustrado con las subvenciones para renovar la flota recientemente anunciadas, o con la modificación de la ordenanza que regula el gremio “que ha sido consensuada” durante la pandemia “con las diferentes asociaciones para poder iniciar su tramitación”. Efe