La barbacoa de Torrejón de Ardoz que acabó con Madalina muerta en el maletero

El hombre que asesinó a su pareja y dijo que se había atragantado con una "raspa de pescado" se la llevó «a tomar un café» con el coche de empresa. Volvió con heridas en los brazos y la cara porque ella trató de defenderse antes de morir

Thumbnail

Madalina tenía 31 años y apenas horas antes de su muerte había explicado a sus allegados que se iba a la recogida de la fresa. Tenía pensado irse justo al día siguiente pero esa misma madrugada su pareja decidió acabar con su vida. Ambos estuvieron celebrando una barbacoa en la parcela de la empresa Elitur Trans, dedicados a los transportes entre España y Rumanía, país del que eran originarios. El domingo por la noche, mientras preparaban la barbacoa, la pareja se mostró normal y participaban del ambiente festivo del encuentro, que se alargó hasta bien entrada la madrugada. Pero pasada la medianoche, la pareja dijo al resto de comensales que se iban a «tomar un café», según fuentes cercanas a la investigación.

Se fueron en el coche de empresa y regresaron casi un par de horas más tarde pero ya él solo. Hay un testigo, según fuentes policiales, que asegura que vio cómo él sacaba del maletero a Madalina, la joven de solo 31 años. Se desconoce quién más estaba presente en ese momento pero fue el mismo agresor quien decidió llamar a advirtiendo de que su novia estaba inconsciente porque se había tragado una «raspa de pescado». Pronto llegó una ambulancia del servicio de Emergencias de la Comunidad de Madrid. Los sanitarios del Summa atendieron a la mujer a eso de las 2:06 horas, que presentaba un traumatismo craneoencefálico severo, otorragia y dificultad respiratoria. Fue intubada y trasladada con pronóstico grave al hospital de Torrejón de Ardoz.

Allí, enseguida se dieron cuenta de que las heridas de esta mujer nada tenían que ver con ninguna raspa de pescado y sí con golpes violentos (tenía hasta un ojo amoratado) por lo que el médico de urgencias del centro, tal y como establece el protocolo en este tipo de casos, llamó al 091 para informar de lo sucedido.

Las heridas de Madalina, sobre todo el fuerte traumatismo craneal, eran mortales y la mujer falleció al día siguiente. Los agentes de la Policía Nacional identificaron al presunto agresor y, tras incurrir en varias contradicciones, procedieron a su detención. Fuentes policiales aseguran que el hombre, de 37 años presentaba heridas superficiales en los brazos y la cara, señal de que Madalina trató de defenderse de su agresor. Los agentes también estarían analizando el vehículo de empresa en el que la pareja se ausentó de la barbacoa ya que podría tratarse del lugar del presunto homicidio y tendrán que recoger vestigios para su análisis.

Aunque se negó a declarar ante los agentes de Homicidios que investigan el caso, el presunto homicida fue puesto a disposición judicial. En la mañana de ayer, la magistrada titular del Juzgado de Violencia Sobre la Mujer de Torrejón de Ardoz acordó su prisión provisional comunicada y sin fianza, por lo que esta ha sido su primera noche en prisión.

Minuto de silencio

La Delegación del Gobierno en Madrid ha convocado para las 12:00 horas de este mediodía un minuto de silencio por la muerte machista de Madalina. Con ella ya serían 24 las mujeres asesinadas este año en España a manos de sus parejas o ex parejas. El Ministerio de Igualdad ya anunció el pasado mes de enero que también incluirían en la estadística de mujeres víctimas de violencia machista a las muejres víctimas de heridas graves por este tipo de violencia.