Gabilondo llama a Cs y Vox a dejar caer a Ayuso

La izquierda escenifica en sede parlamentaria su voluntad de orquestar una moción de censura contra el Gobierno de coalición de PP y Cs

La réplica a los planes y la gestión de gobierno de Isabel Díaz Ayuso ha tenido en la sede parlamentaria madrileña una batería de respuestas coordinadas por “una idea fuerza” como se apunta -y tanto gusta expresar- desde la izquierda: urge un acuerdo para construir una moción de censura y descabalgar al Partido Popular del poder. Y ahí, Gabilondo llamó a Ciudadanos y Vox a dejar caer a Isabel Díaz Ayuso ante el colapso, según él, de la gestión pública en Madrid. Las intervenciones en sede parlamentaria tuvieron un inicio sosegado, medido y tranquilo con Ángel Gabilondo, que desgranó desde la óptica del PSOE las necesidades sanitarias, educativas o sociales que tiene la Comunidad de Madrid. Un comedimiento que se saltó para acusar al Gobierno regional de comportamiento desleal con Moncloa a cuenta de la gestión de la pandemia y los ataques del Ejecutivo de Pedro Sánchez que, en opinión de Gabilondo, sólo suceden en el imaginario de la presidenta madrileña. Silencio sobre las no medidas adoptadas por el Gobierno de la Nación durante el estado de alarma. Una situación que afectó sobremanera a Madrid. Un silencio estruendoso en el salón de debates de la Asamblea cuando se criticaron las políticas educativas madrileñas y se callaron las ausencias en la gestión del Ministerio que encabeza Isabel Celaá. Sea como fuere, el fin de la intervención de Gabilondo bien pudiera ser el principio de la toma de la palabra por el portazo de Más Madrid, Pablo Gómez Perpinyá. Ambos coincidieron en llamar a una entente de la izquierda –con la suma de Ciudadanos- para una moción de censura a Isabel Díaz Ayuso. Perpinyá, tras un repaso somero sobre las necesidades educativas y sanitarias de Madrid se encastilló en lo que le interesaba: la búsqueda, según dijo, de una “vacuna contra Ayuso”. Allí, en esa “investigación” llamó a PSOE, UP y el socio dúctil Ciudadanos, a unirse. Y al aislamiento y la inacción de Vox en todo esto. Una formación, la de Rocío Monasterio, que volvió a insistir en sus denuncias de inseguridad provocada por los “menas” o la necesidad de desmontar los “chiringuitos" de género que se alimentan con fondos públicos, además de acusar a Ayuso de “escudarse en Sánchez para no asumir responsabilidades”. La pandemia ayer estuvo presente en la Asamblea de Madrid. Medidas de higiene y mascarillas tuvieron su protagonismo, pero secundario. Lo que de verdad importaba en la Asamblea madrileña era el acoso y derribo al Gobierno. Y la pandemia, para muchos, es sólo munición que sumar al polvorín con el que abrir una guerra política y orquestar otro Gobierno Frankestein. Este en la Puerta del Sol.