La Asamblea de Madrid acepta la queja del PP contra la “pistolera” de Más Madrid

Una comisión de la Cámara decidirá ahora si es sancionada con suspensión de empleo y sueldo por un mes

La diputada de Más Madrid, Mónica García Gómez, con el gesto por el que ahora puede ser sancionadaEmilio NaranjoEFE

La Mesa de la Asamblea de Madrid ha a aceptado el escrito presentado por el Grupo Popular que pedía la suspensión de actividad parlamentaria con el consiguiente descuento económico de la diputada de Más Madrid Mónica García. Los populares habían solicitado a la Mesa que iniciase el procedimiento después de denunciar el «gesto de violencia y amenaza» al realizar gestos que representaban una pistola y simulaba apuntar y disparar hacia la bancada del Consejo de Gobierno y el Grupo Popular en la Asamblea. Será ahora la Comisión de Estatuto y Reglamento quien tenga la última palabra.

“El gesto de la mano estirando el índice y el pulgar, simulando una pistola, tiene en el lenguaje no verbal un significado generalmente reconocido: la amenaza o consideración de que la persona que recibe el gesto merece recibir un disparo”, exponía el portavoz del Grupo Popular, Alfonso Serrano.

Los populares solicitan que se sancione a García con “la suspensión del derecho a asistir a las sesiones del Pleno y de las Comisiones durante un periodo de un mes y la reducción proporcional de la retribución que percibe por su condición de diputada”.