La Policía desmantela una fiesta ilegal con más de 50 personas en Alcalá de Henares

Se había convocado a través de redes sociales y se podía seguir en directo vía “streaming” previa solicitud

Operativo de la Policía Nacional
Operativo de la Policía NacionalPOLICÍA NACIONAL POLICÍA NACIONAL

Agentes de la Policía Nacional han desmantelado en la localidad de Alcalá de Henares una fiesta de más de 50 personas durante la madrugada de ayer.

Los hechos se produjeron sobre las cinco de la madrugada en la carretera de Alcalá a Daganzo cuando Ios agentes fueron alertados por una mujer que había ido a recoger a su hija y tuvieron que acceder al local a través de la ventana al no abrir la puerta los asistentes.

En el interior comprobaron que se estaba desarrollando una fiesta con la animación de cuatro “dj’s” y que no se respetaban las medidas higiénico-sanitarias establecidas, además en todas las estancias encontraron restos de sustancias estupefacientes.

Los agentes comprobaron que la fiesta se había anunciado y convocado a través de redes sociales y que se podía seguir en directo vía “streaming” previa solicitud.

Tras proponer para sanción a los 55 asistentes que procedían de distintos puntos de la región, arrestaron al promotor de la fiesta, un conocido “dj” que fue trasladado a dependencias policiales.

La Policía Nacional ha detenido este fin de semana a 48 personas y ha propuesto para sanción a más de un millar de ciudadanos por incumplir las normativas por el coronavirus en Madrid, según han informado fuentes policiales.

Este balance engloba las intervenciones desde el viernes 5 al domingo 7 de febrero en las diferentes demarcaciones de la Policía Nacional en la región.

Los agentes han identificado a más de 4.000 personas en los 400 controles instalados, donde han vigilado a casi 1.400 vehículos.

En estos puntos, los policías velan porque se cumpla el toque de queda, de las 22 horas, y también el uso de la mascarilla o las restricciones en el número de reunión de personas.

Como no les abrían la puerta, los policías tuvieron que entrar por una ventana. Además de proponer para sanción a los 55 asistentes, que procedían de distintos puntos de la región, arrestaron al promotor de la fiesta, un conocido pinchadiscos llamado Belcebú, quien fue trasladado a dependencias policiales.