Ayuso: “Iglesias no debería permanecer ni un minuto más como vicepresidente”

La presidenta madrileña le hace responsable de jalear y alentar “a los violentos que rompen nuestras calles, rompen nuestra convivencia y saquean”

Thumbnail

No es la primera vez que lo dice. Hoy lo ha vuelto a repetir a la vista del cariz que han tomado los últimos acontecimientos y disturbios en Madrid y en otras zonas de España. La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, ha afirmado que Pablo Iglesias “no debería permanecer ni un minuto más” como vicepresidente del Gobierno, y ha responsabilizado al presidente, Pedro Sánchez, de tenerlo en las instituciones “después de haber abjurado de él”.

Después de visitar unas obras en la localidad de Humanes de Madrid, este mediodía, Ayuso ha dicho que Iglesias debería dejar el Gobierno “por poner en tela de juicio a la democracia española y por jalear y alentar a estos violentos que rompen nuestras calles, rompen nuestra convivencia, saquean y que solamente causan el mal”.

Ayuso ha expresado su “profunda condena” a los disturbios en Barcelona y en Madrid en los últimos días, y ha expresado su apoyo y reconocimiento a las fuerzas de Seguridad y al delegado del Gobierno en Madrid, José Manuel Franco.

El delegado del Gobierno en Madrid expresó, hace pocos días, su rechazo frontal a los radicales que incendiaron la Puerta del Sol y su respaldo firme a la Policía, además de criticar con dureza a Pablo Echenique por sus “irresponsables palabras”.

Esta misma mañana, la presidenta madrileña ha expresado asimismo su “condena y rechazo” a la difusión de una fotografía de una muñeca con el rostro de la vicepresidenta primera del Gobierno, Carmen Calvo, en la que aparece ahorcada en un árbol aparentemente en el marco del debate sobre la ley trans.

Las palabras de Ayuso, contra Pablo Iglesias, insisten en lo dicho tras los incidentes en la Puerta del Sol: “Mi solidaridad con los policías heridos y mi condena absoluta a los delincuentes que han asaltado las calles con el apoyo de la ultraizquierda”, escribió Díaz Ayuso en su cuenta de Twitter tras dar las gracias a la Policía “por defender la paz en las calles”. La presidenta madrileña, que recorrió las calles y saludó a los comerciantes afectados, junto con el alcalde Martínez-Almeida y el vicepresidente Aguado, pidió en ese momento a Pedro Sánchez que cese a Pablo Iglesias por sus palabras de apoyo a los violentos.

En este mismo sentido se expresó este pasado jueves la vicealcaldesa de Madrid, Begoña Villacís, que deploró el “apoyo” que el portavoz de Unidas Podemos en el Congreso, Pablo Echenique, verbalizó a las manifestaciones que desembocaron en actos violentos en Sol, y le trasladó que desde el Ayuntamiento “estamos dispuestos a girarle la factura de los destrozos que han hecho”, si tanto simpatiza con ellos.

Villacís cuestionó que los violentos se manifestaran en favor de la libertad de expresión, un derecho, dijo, que “siempre se tiene que defender”. A su juicio, “la libertad de expresión no se defiende atacando a la prensa, como ocurrió con un cámara de televisión, no tiene nada que ver con tirar un adoquín a un policía y herirle. La libertad de expresión no tiene nada que ver con destrozar nuestra ciudad, porque eso que están destrozando es de todos”.