Tras los riders... llegan los “coladers” a Madrid: recogen tu ropa para lavarla y plancharla en su casa

La primera empresa en poner en marcha este servicio lo defiende para “librarte de una de las tareas más tediosas del hogar”, pero la figura del colader ha comenzado a suscitar un debate en las redes

Imagen de una mujer tendiendo la ropa de la lavadora en el balcon de su casa en un edificio de Vallecas.
Imagen de una mujer tendiendo la ropa de la lavadora en el balcon de su casa en un edificio de Vallecas. FOTO: Jesús G. Feria La Razon

El de los riders es ya un fenómeno completamente normalizado en nuestras ciudades. Miles de personas que en bici o en moto recorren los barrios trasladando comida, la compra u otro tipo de productos y servicios, Su implantación ha obligado, incluso, al Gobierno de Pedro Sánchez a elaborar una ley específica para este sector.

Se trata de un fenómeno que, sin duda, parece que puede extenderse a otras muchas actividades de nuestra vida diaria. Y para muestra, un botón: al calor del rider, llegará en breve el colader a Madrid. O lo que es lo mismo, una persona que se traslada a tu domicilio, recoge tu colada, posteriormente la lava y la plancha en su propio domicilio y, por último, la devuelve a su propietario.

La primera empresa (Colada) que ofrecer este servicio actualmente en Bilbao ya ha anunciado su llegada inminente a la capital de España. Sus impulsores lo defienden como un servicio que muchas personas venían demandando: “Es un servicio en el que podrás pedir que te laven y planchen la ropa del día a día y librarte de una de las tareas más tediosas del hogar. Simplemente utiliza tu móvil para pedir que te vengan a buscar la ropa cuando quieras y despreocúpate”. Garantizan que el lavado se hace como si lo hiciera uno mismo en su casa y que tu colada no se mezclará con la de ningún otro cliente.

Ofrecen servicio de lavado, secado y doblado para tu ropa sucia, con la posibilidad de añadirle el extra de planchado. También es factible contratar el servicio de sólo planchado para tu ropa limpia así como elegir muchos otros detalles como el tamaño de colada que necesitas lavar, en cuanto tiempo, o si quieres servicio de recogida y entrega a domicilio.

Para aquellos que se estén pensando en Madrid hacerse coladers, deben saber que necesitan tener en su vivienda una lavadora y una plancha, si piensan ofrecer el servicio de planchado. También deben tener un smartphone, ser mayor de edad y disponer de un documento que acredite tu identidad. Será, tal y como explica la empresa, el propio colader el que fije el precio que desea cobrar tanto por los servicios base, como por los extras.

Se trata de un nuevo modo de ganar que en las redes ha comenzado a suscitar un debate en torno a si la “moda” de los riders no está yendo demasiado lejos. Algunos usuarios se preguntan si será necesaria una ley colader para dar cobertura a esta nueva figura y otros tiran de ironía: “¿Esto también es moderno? En la posguerra mi abuela, viuda con 4 hijos, sacó adelante la familia lavando ropa a los vecinos. ¿Colader? Gilipoller”, asegura un usuario de Twitter.