La “Ley Rider” se estrena con cientos de repartidores expulsados de las plataformas de reparto a través de un correo

Uber Eats ha desconectado hoy a todos los “riders” que seguían siendo autónomos. Las asociaciones de repartidores alertan de que el número de afectados puede ascender a miles, que se sumarían a las 3.871 personas que se quedarán sin trabajo tras la salida de Deliveroo de España

La “Ley Rider” se estrena hoy con cientos de repartidores autónomos expulsados de Uber Eats, con Glovo contratando a 2.000 “riders” y manteniendo a más de 10.000 como autónomos y con Deliveroo a punto de salir de España, dejando a su paso a 3.871 trabajadores en el paro. Las fórmulas para adaptarse a la entrada en vigor de la normativa que obliga a las empresas de reparto a contratar como asalariados a sus trabajadores han sido dispares y sindicatos avisan de que algunas podrían estar incurriendo en delito. En el caso de Uber Eats, la plataforma ha optado por desconectar a aquellos “riders” que permanecían como autónomos a 12 de agosto, tal y como estaba previsto, y por recurrir a subcontratas para crear sus flotas. Aunque el mazazo ya estaba anunciado, tras el envío de los correos de desconexión, las asociaciones de repartidores pro-autónomos advierten de la enorme destrucción de empleo que está ocasionando la “Ley Rider”.

Todos estos “riders” que no forman parte de las flotas subcontratadas han recibido el siguiente mensaje este jueves 12 de agosto.

Correo de desconexión de Uber Eats
Correo de desconexión de Uber Eats FOTO: La Razón
Correo de desconexión de Uber Eats
Correo de desconexión de Uber Eats FOTO: La Razón

Reducción de la flota de asalariados por la baja demanda

“Esto tiene una gravedad tremenda porque Uber Eats únicamente ha permitido trabajar con la plataforma a través subcontratas. A todos los autónomos nos han desconectado. Hay que tener en cuenta que no a todos los autónomos les han llamado de subcontratas. De hecho, hay muchas de estas empresas que ya están reduciendo el tamaño de sus flotas porque no hay demanda”, explica Gustavo Gaviria, portavoz de Repartidores Unidos. Es decir, el impacto es doble, por un lado los autónomos que se quedan sin contrato y por otro una reducción de las flotas de “riders” asalariados. El mensaje de la subcontrata Closer enviado a candidatos de Uber Eats de Valencia corrobora las afirmaciones de las asociaciones.

Mensaje de reducción de la flota de Uber Eats en Valencia
Mensaje de reducción de la flota de Uber Eats en Valencia FOTO: La Razón

El impacto de la fórmula usada por Uber Eats para adaptarse a la “Ley Rider” no se puede calcular aún por la falta de datos oficiales facilitados por la plataforma, aunque las asociaciones ya han hecho sus estimaciones. “Teniendo en cuenta que Uber Eats tiene ahora mismo una cuota de mercado bastante mayor que la Deliveroo, que ha dejado en la calle a 3.871 trabajadores, es coherente que pensemos que la cantidad de parados producto de esta decisión sea aún mayor que la de Deliveroo”, añade Gaviria. Según las cifras de 2020, la plataforma de reparto Glovo lideraba el servicio de comida a domicilio en España, con una cuota de mercado del 43,3%. Just Eat se situaba en la segunda posición con una cuota de mercado del 27,8%, seguida por Uber Eats, que representaba un 18,9%, mientras que Deliveroo contaba con el 10% del mercado del ‘food delivery’ en España.

Posible cesión ilegal de trabajadores

“Los repartidores que estaban operando como autónomos ya no podrán recibir pedidos en la app de Uber Eats. Les hemos notificado que, si desean seguir repartiendo pedidos para nuestra comunidad, deberán trabajar con una flota”, explican fuentes de Uber Eats a LA RAZÓN. En este sentido, cabe recordar que los sindicatos y la asociación Riders x Derechos ya han advertido de que esta práctica podría incurrir en cesión ilegal de trabajadores, ya que la aplicación seguiría organizando los pedidos y el trabajo y la subcontrata solo pondrían la mano de obra. “Es evidente que Glovo está incumpliendo la legislación. Uber Eats también porque los pocos que van a contratar lo harán a través de subcontratas, lo que es cesión ilegal de trabajadores, otro fraude”, declaró ayer Daniel Gutiérrez, representante de Riders x Derechos, a LA RAZÓN. “De momento solo estamos constatando que las empresas no están cumpliendo la legislación, ni el Estatuto de los Trabajadores ni la ‘Ley Rider’”, añade hoy.

«Lo que estamos viendo es lo que veníamos denunciando desde hace más de un año en las primeras manifestaciones, que es la destrucción y precarización de nuestros trabajos. No hemos visto mejoría ninguna, lo único que hemos visto es el anuncio de Deliveroo de salir de España, acelerado por la ‘Ley Rider’, y el anuncio de la semana pasada de Uber Eats, que avisaba de que a partir de este jueves va dejar de operar con autónomos y colaborando con flotas de subcontratados», denunció Gustavo Gaviria, en representación de los “riders” que desean continuar operando como autónomo con una mejora de derechos. Más allá de estas dos plataformas que concentran buena parte de la destrucción de empleo ocasionada por la “Ley Rider”, Glovo ha optado por contratar al 20% de su plantilla de repartidores, unos 2.000, y mantener como autónomos al 80% restante, más de 10.000, gracias a varias modificaciones de la plataforma que, afirma, se ajustan a la normativa y garantizan la autonomía de los trabajadores.

En alerta por el convenio de Just Eat

Por último, Just Eat está negociando un convenio laboral con CC OO y UGT. La firma nunca utilizó autónomos y su modelo actual es mixto, combinando los repartidores propios de los restaurantes con un servicio a través de terceros. Gustavo Gaviria pone el foco precisamente en esta plataforma. “La negociación es tremendamente peligrosa. Ellos impusieron su posición en la negociación de la ‘Ley Rider’ con el argumento de que nosotros ya teníamos un convenio aplicado por ley, que era el de logística y transporte, según el Tribunal Superior de Justicia de Madrid. Ese convenio garantiza un salario de 1.583 euros, por lo cual asumimos que la negociación de un convenio colectivo para ‘riders’ va a marcar un precedente y va a tener repercusión sectorial y como sea un céntimo inferior convocaremos manifestaciones frente a la sede de los sindicatos”.