Los ocho ejemplos que explican la bajada de impuestos en Madrid

Una familia numerosa, en una vivienda con energía solar, podría dejar de pagar 3.000 euros en tres años

El alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, en el acto de inauguración de los jardines de los Huérfanos de la Guardia Civil
El alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, en el acto de inauguración de los jardines de los Huérfanos de la Guardia CivilAlejandro Martínez Vélez Europa Press

Una vez conocidas las ordenanzas fiscales del Ayuntamiento de Madrid, es el momento de sacar lápiz y papel y averiguar en qué medida va a afectar a los ciudadanos. Desde Cibeles proponen ocho ejemplos para cuantificar la rebaja.

El primero de ellos sería el de una vivienda en división horizontal y con un valor catastral de unos 20.000 euros. En este caso, se ejecutaría la bajada del IBI tanto de 2020 (del 0,510% al 0,479%) y en 2021 (del 0,479 al 0,456) y 2022 (del 0,456 al 0,428%). En este caso, sumados los tres años, el ahorro superaría los 330 euros.

En el caso de una vivienda en división horizontal, con un valor catastral de 121.472 euros, y donde reside una familia numerosa, además de la bajada del IBI, habría que aplicar la bonificación específica para estos hogares. Así, sumados los tres ejercicios, la rebaja superaría los 2.000 euros.

El ahorro sería mayor en el caso de que esa familia numerosa, en una vivienda de valor catastral de 131.000 euros, contará además con un sistema de aprovechamiento de la energía solar. El recorte roza los 3.000 euros en tres años. Concretamente, 2.984.

Por otro lado, también se pueden calcular los beneficios fiscales aplicados a sectores afectados por la crisis sanitaria. Tal sería el caso de un hotel con un valor catastral superior a los 744.000 euros. Además de la bajada del IBI y las bonificaciones Covid por sector afectado, si implanta un Plan de Transporte para sus empleados, así como sistemas de aprovechamiento de energías renovables, el ahorro podía ser superior a los 44.000 euros desde 2020 y hasta 2022.

Los bares con terraza, que de modo tan exponencial han proliferado en los últimos meses, también podrán ahorrar. Y más aún si, además de la bonificación de la tasa de terrazas, se le suma la correspondiente a la recogida de residuos urbanos: más de 1.557,75 euros en tres años.

En lo que respecta a las medidas fiscales vinculadas a la bonificación de la plusvalía, una vivienda de división horizontal de tipo medio, con un valor catastral del suelo de 80.000 euros, podría ver cuota íntegra (unos 13.920 euros) bonificada en un 75% en 2019, un 85% en 2020-2021 y un 90% en 2022. De esta forma, se quedaría en 3.480 euros en 2019, unos 2.000 euros en 2020-2021 y en 1.392 euros en 2022.

Sobre este mismo ejemplo, pero con una vivienda de valor catastral de 200.000 euros, estaríamos en que la cuota íntegra, de 34.800 euros, bajaría a los 29.580 euros en 2019; los 20.880 en 2020-2021 y los 19.140 en 2022.