Violencia

Los 400 pandilleros “activos” en Madrid que tiene fichados la Policía Nacional

El machetazo que acabó con la vida de un chico de 15 años en Atocha ha provocado alarma y preocupación ante un fenómeno, el de las bandas, que amenaza la convivencia

Pandilleros
PandillerosEfefreemarker.core.DefaultToExpression$EmptyStringAndSequenceAndHash@4fafd5d4

El asesinato de un chico de 15 años este pasado fin de semana en Atocha, a manos supuestamente de pandilleros de la banda DDP, ha vuelto a poner sobre la mesa el debate de la seguridad en las calles. Precisamente, mientras la izquierda madrileña insiste en que la ciudad es segura, y el Gobierno de la Comunidad y el Ayuntamiento exigen más medios policiales, el Ministerio del Interior ultima la actualización del “Plan de actuación y coordinación policial contra grupos organizados y violentos de carácter juvenil”, en vigor desde 2014, y que contabiliza 600 grupos en toda España y 117 detenidos en el primer semestre de 2021. Además, la Delegación del Gobierno lanzó la ‘operación Hispano’ a finales de 2021, con “un rediseño del operativo policial” de la región, donde hay 400 pandilleros activos.

Las reyertas con dos fallecidos registradas el pasado fin de semana en Madrid han vuelto a poner el foco sobre esta problemática, ya que el Gobierno regional pide medidas como más controles policiales. El consejero Enrique López, de hecho, critica que el Ejecutivo central se “parapete” en cifras para negar un repunte de la delincuencia juvenil frente a un cambio de tendencia que puede llevar a datos alarmantes por el incremento del uso y porte de armas blancas entre los más jóvenes.

La investigación ha acreditado que el chico de 15 años asesinado el sábado por la noche en la calle Atocha de Madrid era simpatizante de la banda juvenil de Los Trinitarios y llevaba escondido entre su ropa un machete de 60 centímetros de largo. Tenía antecedentes por robo con violencia y murió de una puñalada al enfrentarse a pandilleros rivales de los Dominican Don’t Play (DDP).

Censo del Ministerio del Interior

En este contexto, la delegada del Gobierno en Madrid, Mercedes González, mantendrá este miércoles una reunión con la Secretaría de Estado de Seguridad y las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad. También se ha convocado una reunión de la Junta Local de Seguridad el próximo 18 de febrero.

El Ministerio del Interior trabaja con un censo de más de 600 bandas juveniles activas en la actualidad en toda España, incluyendo las de extrema derecha y extrema izquierda, bandas latinas y las relacionadas con la violencia en el deporte, y contabiliza 117 detenciones por su relación con grupos juveniles violentos en el primer semestre de 2021.

Según fuentes de Interior, el número de bandas juveniles se mantiene en torno a las 600 desde 2019, con una leve tendencia al alza. En concreto, se ha pasado de 595 bandas monitorizadas por las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado en 2019, a un total de 627 en 2021.

400 pandilleros activos en la región

Sólo en la Comunidad de Madrid, la Policía Nacional tenía a finales del año pasado fichados a 400 pandilleros activos en la región. Desde este cuerpo policial se aclaraba que tanto los arrestos como su actividad han bajado en los últimos tres años.

De hecho, según la Policía Nacional, no hay datos objetivos que indiquen un aumento de la actividad de estas bandas, “sino todo lo contrario”, al tiempo que reseñan que la eficacia de resolución de hechos relacionados con estas bandas alcanza el 98% “y se podrá llegar casi al 100% cuando concluyan las investigaciones que están en marcha”.

Estos datos también contrastan con los del informe elaborado por el centro evangelista, que señalaba que de los 2.500 pandilleros que tiene contabilizados, 1.700 son menores de edad, 500 de ellos niños de entre 11 y 13 años y 1.200 entre 14 y 18 años. La Policía cree que el estudio de este centro suma detenciones de forma repetitiva, de ahí que esté abultada la cifra.

Delegación del Gobierno

En cualquier caso, a finales de 2021 se puso en marcha la ‘operación Hispano’ para luchar en la Comunidad de Madrid contra las bandas juveniles, ya que en noviembre la Policía detectó un aumento de la actividad. Sin datos actualizados, entonces se informó de que se había identificado a mil personas, con más de cien detenidos y la intervención de muchas armas blancas.

Este plan de choque se ha implantado en varios distritos de la capital (Usera, Carabanchel, Centro, Ciudad Lineal y Tetuán) y en las localidades de Alcalá de Henares y Torrejón de Ardoz para luchar contra estos grupos, “que actúan por fluctuación y van generando épocas de mayor o menor actividad”.

“La Policía está en coordinación con las comisarías locales de distrito y la Brigada de Información y a partir de ahí todos los fines de semana ha habido resultados, con la incautación de machetes. Se está haciendo un control sobre la situación y localizaciones sobre las que están actuando estas personas, que suelen ser siempre muy jóvenes, porque de media a los 22 años abandonan la banda”, indicó en una entrevista hace un mes la delegada del Gobierno en Madrid.

Además de la reunión mañana con la Secretaría de Estado, Mercedes González atenderá a la petición de reunión tramitadas en las últimas horas por parte del consejero de Presidencia, Justicia e Interior de la Comunidad de Madrid, Enrique López, y de la patronal de empresarios de ocio nocturno, que se llevarán a cabo después de la Junta de Seguridad Local de la capital, fijada para el 18 de febrero.