Un estudiante de 20 años, educado en el “laboratorio” de Podemos, presidirá las Nuevas Generaciones de Ayuso

Ignacio Dancausa será el encargado de liderar la transformación de la organización juvenil del PP de Madrid. Estudiante de la Complutense es, además, presidente de la asociación Libertad sin Ira

Ignacio Dancausa, a la izquierda, con micrófono
Ignacio Dancausa, a la izquierda, con micrófono FOTO: PP de Madrid PP de Madrid

Este viernes se convocará de forma oficial el próximo Congreso de Nuevas Generaciones de Madrid, la organización que agrupa a los más jóvenes del Partido Popular en la región. Y como sucedió con el cónclave en el que se encumbró a Isabel Díaz Ayuso como presidenta de la formación, en esta cita tampoco habrá competición entre distintas candidaturas. Al menos, no se espera esa disputa, aunque al tratarse de un congreso abierto, no es descartable al 100%. Desde hace meses se viene trabajando en la búsqueda de un equipo que permita su renovación total. Hasta que se ha concretado la fumata blanca con una lista de unidad que estará liderada por Ignacio Dancausa, tal y como ha podido confirmar LA RAZÓN. Se trata de un estudiante de 20 años, que se convertirá en el nuevo presidente de Nuevas Generaciones en Madrid en las próximas semanas. La actual dirección de la organización ha convocado para las 18:30 de este viernes una reunión de su Junta Directiva Regional en la sede de la calle Génova, en donde se pondrá fecha al congreso.

Dancausa está estudiando Derecho y Políticas en la Universidad Complutense de Madrid. Actualmente en el cuarto curso de este doble grado, será el quien lidere una candidatura en la que previsiblemente figuren Elisa Vigil y Álex Cortés, dos jóvenes cuyos nombres también se han venido barajando en las quinielas durante estos meses.

«Jóvenes, no viejos»

Será, por tanto, Ignacio Dancausa el encargado de llevar a cabo la transformación radical que Ayuso busca en el seno de la organización juvenil con el propósito de que ésta recupere su sentido original. «Quiero jóvenes del PP, no viejos de Nuevas Generaciones», señaló la presidenta durante una de sus intervenciones en el congreso de mayo. Esta declaración de intenciones se ha traducido en la búsqueda desde entonces de un perfil que Dancausa representa: un joven en la etapa universitaria, en el entorno de los 20 años y que no ocupara ninguna responsabilidad institucional que le impidiera centrarse en su labor en el partido.

Y es que al margen de su militancia en el PP de Madrid, Dancausa es el presidente de Libertad Sin Ira. Creada hace dos años, esta asociación nació en la Universidad Complutense gracias al paso adelante dado por medio centenar de estudiantes. Con tres objetivos claros: la despolitización de la universidad, la neutralidad del campus y la defensa de la libertad de expresión. Unos principios que, desde el primer momento, provocaron la airada respuesta contra ellos de la izquierda, especialmente en la facultad de Políticas de la Complutense, convertida desde hace años en el «laboratorio» de Podemos. No en vano, desde allí dieron el salto a la política muchos de los principales líderes de la formación morada. Los miembros de Libertad sin Ira han tenido que soportar en este tiempo escraches en la práctica totalidad de las actividades que han convocado e, incluso, la cancelación de algunos actos por parte de la propia decana de la facultad, como ocurrió hace algunos meses con la conferencia que, organizada por Libertad sin Ira, tenía prevista pronunciar en estas instalaciones la diputada popular en la Asamblea de Madrid Elisa Vigil. O el coloquio que, sólo unas semanas antes, habían programado estos estudiantes con Javier Ortega Smith, secretario general de Vox, y que también fue cancelado.

«Es evidente que si entras en un espacio y lo primero que lees es “Gora ETA” no te sientas libre para decir lo que piensas. Si yo te digo: Facultad de Ciencias Políticas de la Complutense, es normal que lo primero que se te venga a la cabeza sea una imagen antisistema, de piquetes o barricadas», reconocía Dancausa a LA RAZÓN en una entrevista el pasado mes de mayo. De hecho, hace apenas tres semanas, algunos miembros de la asociación presidida por Dancausa sufrieron un ataque en los pasillos de la facultad de Políticas de la UCM. Instalaron una mesa informativa para dar a conocer sus actividades cuando una persona les quitó una bandera de España para, a continuación, destrozarla y pintar en ella una hoz y un martillo y el lema de «Gora ETA».

El ataque de Monedero

Dentro de esta campaña de acoso, el fundador de Podemos Juan Carlos Monedero publicó hace meses un vídeo en el que situó directamente a Ignacio Dancausa en la diana de la izquierda. Con su imagen y el lema «los fascistas a la universidad a estudiar no van». Un ataque que no sorprendió al próximo presidente de Nuevas Generaciones: «Es lo habitual en ese señor. Pero hay que denunciar este tipo de acoso para que, a pesar de profesores como Monedero, hagamos que la Universidad sea un espacio de debate».