Publicidad
Publicidad
Medio ambiente

Precaución extrema

La industria petroquímica transforma el petróleo y otras materias primas pesadas en productos de consumo cotidiano, entre ellos plásticos y derivados que abarcan sectores como el textil o el farmacológico, los cosméticos, la construcción o el transporte. Los riesgos son múltiples y se requiere de instalaciones sumamente seguras. Aun así, cada año hay accidentes en el mundo. Lo peor es que buena parte de las refinerías se encuentran junto a zonas urbanas, donde la exposición, por desgracia, es siempre mayor.

Publicidad