Comer saludable

Arándanos rojos para mantener activa la memoria
Arándanos rojos para mantener activa la memoria

La Dieta de la Memoria Una dieta continuada a base de bayas silvestres y alimentos ricos en ácigos grasos Omega 3 (aguacates, nueces, semillas de lino, cáñamo o chía) garantiza una salud cerebral vigorosa más allá de la edad madura. La memoria es frágil cuando se van cumpliendo años, y para mantenerla activa es imprescindible ingerir diariamente alguno de estos frutos: arándanos rojos y negros; moras, fresas, frambuesas, grosellas, madroños y uvas. La Universidad de Boston ha certificado que una suplementación basada en estos alimentos previene el envejecimiento de las células cerebrales y mejora las capacidades cognitivas, sobre todo la memoria. Colágeno de membrana de huevo

Sabemos lo importante que es el colágeno para múltiples funciones del organismo. Lo que es menos conocido es que el 33% de la membrana de la cáscara de un huevo es colágeno. Aunque los médicos de especialidades deportivas hace tiempo que recomiendan una suplementación de membrana de huevo (a ser posible bio), para el cuidado de las articulaciones de los hombros, la cadera o las rodillas, cada vez es más frecuente el consumo ordinario de membrana de huevo para proteger el cartílago, e incluso regenerarlo. Además, la membrana de huevo contiene ácido hialurónico y queratina. Sal y azúcar camuflados

El consumo de sal y azúcar ha disminuido drásticamente en la dieta occidental, pero ambos están camuflados en numerosos platos y bebidas. La sal, en platos pre-cocinados, procesados y en los embutidos. El azúcar se esconde en platos preparados, salsas y refrescos… y puede ser dañino. El consumo de azúcar total en adultos debería ser de 25 gramos al día y todo lo que supere esa cantidad puede desembocar en diabetes tipo 2 y obesidad.