El automóvil y otras industrias esenciales reclaman en diez puntos un plan urgente para la reactivación

El relanzamiento de las ventas de coches se considera fundamental para el despegue de la economía

Las organizaciones empresariales que agrupan a las sociedad de sectores tan importantes como automóvil, siderurgia, refino, química y farmacia, papel, cemento y alimentación y bebidas, han remitido al Gobierno un documento en que le instan a poner en marcha una serie de medidas de reactivación industrial entre las que destacan un plan de relanzamiento de las ventas de automóviles y el desarrollo de las infraestructuras de recarga para la movilidad eléctrica.

En un plan de diez puntos, este grupo, que se denomina Alianza por la Competitividad de la Industria, presenta un programa integral de medidas para la reactivación de la economía española a través de estimular tanto la demanda nacional como la competitividad internacional del tejido empresarial. En lo que se refiere al automóvil, plantean la necesidad de “impulsar la demanda nacional e internacional del sector de la Automoción, que, con una fuerte capacidad exportadora y de innovación y tecnología, genera prácticamente el 10% del PIB de nuestro país. Para ello, se propone activar un plan de choque nacional coyuntural de apoyo a la demanda para la renovación del parque de automóviles, con todas las tecnologías disponibles, que ayude a la recuperación global del mercado, así como la implementación de medidas potentes de apoyo a la infraestructura de recarga”.

Este grupo de empresa, que generan el 13% del PIB y el 12% del empleo de forma directa, suponen el 43% del PIB y el 30% del empleo si se suman sus efectos indirectos, son responsables del 92% de las exportaciones y de más del 50% de la inversión privada en I+D+i. Para poder mantener este impulso económico, solicitan estimular los proyectos de inversión industrial estableciendo una Línea de Incentivos integrada en los Planes de Reindustrialización y Fortalecimiento de la Competitividad Industrial del Ministerio de Industria. Proponen impulsar la actividad de la construcción y de los sectores auxiliares y de servicios conexos, ya que suponen de forma directa e indirecta el 14% del PIB.

Para ello, es imprescindible, entre otras medidas, el lanzamiento inmediato de un programa de inversión en infraestructuras y vivienda públicas, la apertura escalonada del comercio minorista y de la hostelería, la reducción de los costes energéticos, promover las exportaciones, medidas financieras concretas en las operaciones comerciales y una moratoria en la imposición de nuevas figuras tributarias sobre la industria.