Peugeot 308 SW: más espacio y una terminación refinada a un precio muy competitivo

Incluye versiones de gasolina, diésel e hibridas enchufables con un precio que arranca en 25.000 euros

Peugeot 308 SW
Peugeot 308 SW FOTO: TIBO Peugeot

La carrocería familiar, o más conocida en la nomenclatura de la gama de la marca francesa con las siglas SW, es la apuesta de Peugeot en el segmento de automóviles familiares y cuenta con un diseño fluido y aerodinámico. Al igual que en la berlina, se ha optimizado la forma de la estructura para diseñar un techo muy inclinado y aumentar la superficie disponible para dar forma a la parte trasera sin comprometer el espacio interior. Esta carrocería ofrece una distancia entre ejes que es 5,5 centímetros mayor que en la versión berlina, lo que contribuye a conseguir una línea esbelta y un mayor espacio en la zona trasera, lo que repercute no solamente en un mayor espacio para los pasajeros, sino además un volumen de carga más amplio en el maletero. Exteriormente, destaca su vista frontal, en la que se muestra el nuevo logotipo de la firma francesa en la parrilla. La imagen del león está completamente centrada para darle más protagonismo. Los faros delanteros emplean tecnología led desde el primer nivel de equipamiento. Por su parte, cincelados y finos, se prolongan por el paragolpes delantero con luces diurnas en forma de colmillos. En la parte trasera también se han incorporado los pilotos “full led” muy estilizados y que ya podemos encontrar en la carrocería de la versión berlina.

Para el puesto de conducción, los ingenieros de Peugeot han incluido una evolución del i-cockpit de la marca, que se complementa con un nuevo volante compacto y una pantalla de 10 pulgadas, es decir, de 25,4 cm, integrada en el salpicadero. Ante el conductor se despliega un innovador cuadro de instrumentación digital de 10 pulgadas. Las dos pantallas son totalmente personalizables. El nuevo sistema Peugeot i-connect permite interactuar con dos teléfonos vía “bluetooth” al mismo tiempo. La conectividad se completa con el navegador conectado y con el mando de reconocimiento vocal que obedece a la orden de “ok Peugeot”

Este modelo cuenta con los habituales sistemas de ayuda a la conducción en un paquete en el que se pueden encontrar los sistemas más eficaces como el cambio de carril semiautomático, la recomendación anticipada de la velocidad y la adaptación de la velocidad en curva, a los que hay que sumar el control de crucero adaptativo con función Stop and Go y la ayuda al mantenimiento de carril. Se complementa con otros sistemas como el de vigilancia de ángulo muerto de largo alcance (75 metros), la alerta de tráfico trasero, que advierte de posibles peligros al insertar la marcha atrás, la ayuda al aparcamiento de 360°, gracias a 4 cámaras (delantera, trasera y laterales).

El espacio interior es amplio. Los pasajeros pueden sentirse a sus anchas, con una longitud de 4,64 m y una distancia entre ejes de 2,73 m. Además, el habitáculo está lleno de espacios de almacenamiento orientados a ofrecer confort y practicidad. La consola central, de grandes dimensiones, ofrece espacio para los objetos cotidianos del conductor y el acompañante. El volumen máximo de carga para el maletero es de 608 litros y hasta 1.634 litros con los respaldos de los asientos traseros completamente abatidos. Esta capacidad, además, se multiplica gracias a su modularidad. Su segunda fila de asientos, con un respaldo que se puede dividir en 3 secciones (40/20/40) y equipado con mandos para su abatimiento desde el maletero permite organizar el interior adaptándose a cualquier circunstancia. Además, el portón del maletero está motorizado, para facilitar el acceso con los brazos cargados y un piso regulable en dos posiciones.

Respecto a la mecánica, el nuevo Peugeot 308 SW se ofrece con motores de gasolina PureTech de 110 y 130 caballos, además de un diésel BlueHDi de 130 caballos de potencia. Hay dos alternativas híbridas enchufables que se benefician de la etiqueta “Cero” de la DGT, que ofrecen, respectivamente, una potencia de 180 y 225 caballos. Los precios de las versiones de gasolina comienzan en 24.950 euros y las motorizaciones híbridas están disponibles desde 35.480 euros.