Hyundai Ioniq EV: un eléctrico para disfrutar conduciendo

La versión eléctrica del Hyundai Ioniq es un coche ecológico y divertido de conducir, con comportamiento de ‘coche normal’.

Ofrece un amplio equipamiento tecnológico.
Ofrece un amplio equipamiento tecnológico.

La gama Ioniq de Hyundai es una novedad absoluta en el sector del automóvil, pues ninguna marca se ha atrevido a crear toda una familia de modelos movidos por electricidad sobre un mismo coche. El Ioniq cuenta con tres tipos de propulsión: híbrido –lanzado hace unos meses–, eléctrico –que llega ahora al mercado– e híbrido enchufable –a la venta antes de que acabe el año–. Tres motorizaciones para un modelo que cuenta con una carrocería tipo berlina de gran amplitud y con muchas virtudes como coche familiar, entre ellas un maletero de 455 litros.

Ahora llega al mercado español el eléctrico, con un motor de 122 caballos y un empuje instantáneo con solo pisar el acelerador, pues al tener una caja de cambios de una sola velocidad, la reacción es inmediata. Eso convierte a este Ioniq en un modelo de agilidad sorprendente y un carácter que no esperamos de un eléctrico. Además cuenta con tres modos de uso (Normal, Eco y Sport), que se pueden configurar para que en el coche prime la eficiencia o las prestaciones.

Su ‘consumo medio’ es de 11,5 kWh/100 km, lo que equivaldría en gasolina a poco más de un 1 l/100 km. Y con una viveza de reacciones que invitan a conducir. La autonomía se cifra en 280 kilómetros y para la carga cuenta con tres posibilidades, en 12 horas en un enchufe doméstico, en 4 horas y media en un cargador WallBox y en solo 23 minutos, la recarga del 80 por ciento si tuviéramos una toma de 100 kWh. El Hyundai Ioniq está disponible entre 34.600 y 39.600 euros.

Más información sobre Hyundai Ioniq eléctrico.