El CES considera «muy alarmante» la elevada incidencia de la pobreza en la Región de Murcia

Insta a un Pacto para la recuperación tras la crisis generada por la pandemia del coronavirus. «El reto es mayúsculo, y la economía no se recuperará antes de 2022»

La Región de Murcia ocupa la cuarta posición entre las comunidades españolas en incidencia de la pobreza y la exclusión social, algo que el Consejo Económico y Social de la Comunidad (CES) valora de «muy alarmante». Así se desprende de la Memoria sobre la Situación Socioeconómica y Laboral de la Región de Murcia en 2019 presentada hoy y en la que se urge a impulsar un «Pacto para la recuperación» precisamente tras los efectos de la pandemia del coronavirus en la Comunidad.

Un acuerdo que acelere la «vuelta a la senda de crecimiento económico, reforzar el bienestar y la cohesión social, y promover que la Región inicie una nueva senda de desarrollo basada en una economía más eficiente, diversificada, innovadora, sostenible y comprometida con el respeto al medio ambiente».

Del informe se desprende que según los parámetros analizados, la recuperación de los niveles económicos previos a la pandemia no se recuperen antes de 2022, dada la «excepcionalidad de la gravedad, de una magnitud inédita desde la guerra civil».

La situación social que dejará la crisis del coronavirus traerá consigo, según el CES, un «profundo desplome del PIB, un enorme aumento del número de desempleados, y un gran crecimiento del déficit público y del endeudamiento».

«El reto es mayúsculo, sin duda. Y será imposible superarlo sin el esfuerzo, la cooperación y la solidaridad de todos los grupos sociales».

Así mismo, señala la importancia de pactos como el que se ha creado recientemente entre Gobierno regional, la patronal Croem y las organizaciones sindicales UGT y CCOO, «que han sabido encontrar posiciones comunes acordando una serie de actuaciones concretas, y cuantificadas presupuestariamente en un importe de 182 millones de euros, para ayudar a amortiguar los daños más inmediatos de carácter económico y social generados por la crisis sanitaria».

En materia de empleo regional, el CES apunta a la importancia de los ERTE para evitar la «cronificación» del desempleo, y apunta a que no sería descartable una ampliación adicional más allá de septiembre tal y como se acordó el pasado jueves con el Gobierno central. «El aumento del desempleo es ya muy pronunciado porque la economía regional está aquejada de exceso de temporalidad laboral».

Finalmente, entre otras cuestiones, el CES ha considerado parte importante del impulso económico y social que no se produzcan recortes en las inversiones en las redes viaria y ferroviaria, y apunta a que el turismo será la rama «más deteriorada» y la que se recupere más lentamente. «La estrategia tiene que pasar por potenciar las actividades turísticas», y concluye en que será «imprescindible la recuperación ambiental del Mar Menor».