Cae una red criminal que falsificaba DNI para extranjeros asentados en Murcia

Cerca de una treintena de ciudadanos de Senegal, Costa de Marfil, Mali y Guinea han sido detenidos como presuntos autores de delito de falsificación de documentos y usurpación de estado civil

La Guardia Civil de la Región de Murcia, en el marco de la operación ‘Arnés’ ha detenido a un ciudadano originario de Costa de Marfil, residente en Madrid, al que se le atribuye la presunta autoría de delito continuado de falsificación de documentos, usurpación de estado civil y contra los derechos de los ciudadanos extranjeros.

La investigación se inició en marzo del pasado año, cuando la Guardia Civil tuvo conocimiento de que un abundante número de personas, de origen subsahariano y asentadas en la Región, estaban utilizando tarjetas de identidad falsas.

Los guardias civiles averiguaron que se trataba de tarjetas de Documento Acreditativo de la condición de Solicitante en Tramitación de Protección Internacional. Esta documentación les permitía acreditar su estancia en España y trabajar de forma legal.

El pasado verano, la Guardia Civil estableció una serie de controles operativos y dispositivos policiales de seguridad ciudadana en distintos municipios, como en Torrepacheco, Archena y Cartagena, dirigidos a identificar a trabajadores agrícolas de origen subsahariano.

De esta forma se llegó a localizar a más de una treintena de personas, de diferentes nacionalidades, con documentación falsificada. Todos ellos resultaron detenidos como presuntos autores de delito de falsificación de documento y usurpación de estado civil; y fueron puestos a disposición del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 4 de San Javier (Murcia), que dirigía la investigación.

El resultado de esta primera fase de la investigación fue la incautación de de numerosas tarjetas de Documento Acreditativo de la condición de Solicitante en Tramitación de Protección Internacional falsificadas que fueron analizadas de forma pormenorizada.

La información obtenida, unida a las declaraciones de algunos de los arrestados, permitió concluir que la persona que facilitaba la documentación falsificada residía en Madrid.

Después de obtener todos los indicios necesarios, la Guardia Civil llevó a cabo numerosos dispositivos de vigilancia sobre su domicilio donde, después de cerca de un año de investigación, ha sido localizado y detenido.

Se trata de un ciudadano originario de Costa de Marfil, de 33 años, al que se le atribuye la presunta autoría de delito continuado de falsedad documental y contra el derecho de los ciudadanos extranjeros.

Según se desprende de la investigación, la actividad delictiva descubierta se iniciaba a través de mensajería instantánea, con el envío de los datos personales y fotografías de los supuestos ‘clientes’ al ahora detenido quien, gracias a los pingües beneficios obtenidos, mantenía un elevado tren de vida, pese a carecer de actividad laboral.

El detenido, junto a la documentación incautada y a las diligencias instruidas, fue puesto a disposición del Juzgado de Instrucción de Plaza de Castilla (Madrid).

La investigación continúa abierta por lo que no se descartan futuras detenciones.