Recomendaciones para comprar juguetes de baño y playa este verano

Comprobar el etiquetado, las instrucciones y tener un uso adecuado es indispensable para evitar ahogamientos y accidentes en el agua

Manuel BruqueEFE

La Consejería de Empresa, Industria y Portavocía de la Región de Murcia, a través de la Dirección General de Consumo y Artesanía, ofrece una serie de recomendaciones antes de comprar juguetes infantiles de baño y playa, además de llevar a cabo de manera continua campañas de vigilancia de los artículos destinados a menores.

La directora general de Consumo y Artesanía, Carolina Espinosa, explicó que “es indispensable incrementar las acciones preventivo-educativas para evitar ahogamientos y accidentes en el agua”, ya que “la prevención es el arma principal que tenemos para reducir la mortalidad y los accidentes por ahogamiento”.

Antes de utilizar o adquirir algún juguete para el baño o la playa es muy importante comprobar que el etiquetado se encuentra en español y permite identificar adecuadamente a la empresa responsable del producto.

En cuanto a los productos como flotadores, manguitos, chalecos que ayudan a flotar, se recomienda una vigilancia especial a la hora de adquirirlos debido al riesgo que conlleva su uso inadecuado. Así, deben incluirse las advertencias de que hay que hinchar completamente todas las cámaras de aire antes de su uso, así como de que solo puede utilizarse bajo supervisión constante de una persona adulta, en zonas donde el niño o niña pueda permanecer de pie.

En el caso de los manguitos, se debe tener en cuenta que solo deben colocarse en la parte superior del brazo. En cuanto a los flotadores de asiento, se debe evitar su uso donde haya riesgo de volcado, como rompeolas, balsas de baño o lugares donde el niño pueda impulsarse.

Espinosa explicó que “es importantísimo leer las instrucciones de uso y advertencias de seguridad, así como comprobar que el producto cuenta con el marcado CE, que acredita que cumple con la normativa europea en materia de seguridad”.

Antes de adquirir cualquier artículo de ayuda a la flotación para los menores es necesario tener leer detenidamente el etiquetado, y comprobar que figura la identificación del responsable.

En caso de que el establecimiento no expide el ticket o factura de compra en el momento de realizar la compra, debemos exigirlo, pues está obligado a entregarlo. Asimismo, deben disponer de un procedimiento para quejas y reclamaciones a disposición de los consumidores, para lo cual se exhibirá un cartel de tal forma que se pueda conocer claramente su existencia.

Advertencias de seguridad

Además, hay que recordar que los artículos de ayuda a la flotación para el aprendizaje no protegen frente al ahogamiento. Si un producto es inseguro y produce un perjuicio, el responsable tendrá que indemnizar por los daños ocasionados. Es imprescindible leer y tener en cuenta las advertencias de seguridad, así como las instrucciones de uso.

A la hora de hinchar es importante comprobar en el folleto adjunto al artículo los detalles sobre el modo de hinchado, deshinchado y el sistema para asegurar el tapón de las ayudas a la natación hinchables. Antes de utilizarlo se debe comprobar en el folleto adjunto al artículo los detalles sobre el modo de ponerse y quitarse el artículo, así como los detalles de cómo asegurar el ajuste correcto de la ayuda a la natación y los procedimientos de almacenamiento y mantenimiento.

Para una utilización segura del artículo, hay que comprobar en la etiqueta que el peso del niño es el adecuado para ese producto. En el caso de los flotadores de asiento, usar únicamente bajo supervisión constante. Además, debemos tener en cuenta que no deberá ser utilizado por usuarios que estén por encima o por debajo de la gama designada de peso/edad, ni en una profundidad en la que el niño haga pie, ni en rompientes de olas o en balsas de baño.

Por último, los juguetes acuáticos deben siempre utilizarse solamente en el agua, donde el niño haga pie y bajo vigilancia.