Un centenar de manifestantes protestan por la gestión de Educación ante el inicio de curso

Durante la concentración se ha simulado un aula para escenificar que no se puede guardar la distancia de seguridad

Un centenar de efectivos de la Plataforma por la Escuela Pública-Marea Verde han simulado este martes por la tarde un aula en plena vía pública de Murcia para ejemplificar la imposibilidad de cumplir con las medidas de prevención frente al COVID-19 propuestas por la Consejería de Educación.

Así lo ha hecho saber a Europa Press la portavoz de la Plataforma, Francisca López, quien ha señalado que en la concentración, que ha comenzado a las 18.00 horas en la avenida de la Libertad de Murcia y que se ha extendido durante una hora, han participado un centenar de personas, número máximo permitido por la Delegación del Gobierno.

“Se ha simulado un aula de 45 metros cuadrados con los alumnos que caben guardando la distancia de seguridad de 1,5 metros y se ha demostrado que no cabe el número de estudiantes que plantea la Consejería, ni en Primaria ni en Secundaria”, según López, quien ha indicado que la superficie se ha seleccionado en función de la media de la medida de las aulas en la Región.

Ha pedido “condiciones que garanticen el inicio de curso presencial pero con seguridad para toda la comunidad educativa; y se ha demostrado que la única forma es desdoblando grupos y contratando más profesorado”.

Crítica al retraso del inicio de curso

Por otro lado, López ha criticado la propuesta de retraso de inicio del curso escolar, a la que ha calificado de “una nueva muestra de la falta de previsión de la Consejería que preside Esperanza Moreno”.

Para López, “es incomprensible este aplazamiento cuando las medidas anunciadas son las mismas de hace diez días y no hay nada nuevo para mejorar la seguridad en las aulas ni se ha dotado a los centros de nuevos recursos económicos o humanos”.

“De nuevo se platea una medida a coste cero para la administración y cuyo peso recae sobre las familias que tiene que afrontar, de forma inesperada, nuevos retos de conciliación”, ha afirmado.

Asimismo, ha lamentado que “se hayan perdido tantos meses sin hacer nada, ni tan siquiera atender a las críticas y aportaciones de quienes han estado advirtiendo que esta situación se iba a producir”, y ha acusado a la Administración autonómica de “falta de diálogo con sectores representativos de los docentes, el alumnado o las familias”.

A su juicio, es “inaceptable” que las propuestas del Gobierno regional para la vuelta a clase “impliquen que una parte del alumnado se quede en casa”.