El Gobierno regional reclama a Interior que traslade a los CIE a los inmigrantes del Hotel Cenajo

Los Centros de Internamiento de Extranjeros, cerrados en la pandemia, ya han sido reabiertos

El Gobierno regional ha reclamado este sábado al Ministerio de Interior que, una vez reabiertos los Centros de Internamiento de Extranjeros (CIE), traslade “de manera inmediata” a los inmigrantes que guardan cuarentena en las instalaciones del Hotel Cenajo a este espacio, ubicado en la pedanía murciana de Sangonera la Verde, informaron fuentes del Ejecutivo en un comunicado.

La petición se ha realizado a través de una carta enviada al ministro de Interior, Fernando Grande Marlaska, en la que el consejero de Presidencia y Hacienda, Javier Celdrán, explica que estos centros “fueron creados con la función específica de alojar a los inmigrantes irregulares mientras se resuelve su situación jurídica en el país”.

Por tanto, “ya no hay excusas para que el Gobierno de la Nación ejerza sus competencias y se haga cargo de su alojamiento”, ha indicado Celdrán.

En la misiva, el titular de Presidencia califica como “muy positiva” esta reapertura, “de la que a pesar de ser una medida que habíamos solicitado en reiteradas ocasiones nos hemos enterado por la prensa”, y mantiene la disposición de la Comunidad para colaborar en el ámbito sanitario “tanto para la realización de las pruebas del coronavirus como para la atención de aquellos que den resultado positivo, tal y como hemos estado haciendo durante todo el verano”.

No obstante, el Ejecutivo regional ha manifestado también que las competencias en inmigración corresponden al Estado y que, como señaló el Juzgado de lo Contencioso número 4 de Murcia en una resolución el pasado 10 de septiembre que acaba de ser refrendada hoy por la Fiscalía, “dicha obligación estatal no se desplaza ni se suspende frente a la competencia autonómica en materia de sanidad”.

Los CIE fueron clausurados tras la declaración del estado de alarma, y la constante llegada de pateras este verano a las costas de la Región, con más de 1.500 inmigrantes irregulares a bordo, llevó a la Comunidad, “por responsabilidad”, a poner a disposición de la Delegación del Gobierno una serie de espacios para que aquellos inmigrantes que habían estado en contacto con casos positivos pudiesen guardar cuarentena.

“Mantener estos espacios abiertos tiene un coste para el bolsillo de los murcianos, una cantidad inasumible para una comunidad como la Región de Murcia, que es sistemáticamente maltratada por el Gobierno central con el Sistema de Financiación Autonómica y con el injusto y arbitrario reparto de los fondos Covid”, ha apostillado Celdrán.

Asimismo, el titular de Presidencia ha comentado que este verano el Ejecutivo murciano ya solicitó al Ministerio de Defensa que pusiese en marcha instalaciones militares en desuso para alojar a los migrantes con las necesarias garantías de seguridad y dignidad, “y no se hizo nada”.

“Ahora que se han reabierto los CIE, que fueron creados específicamente para esa guarda y custodia, no tiene sentido que el Gobierno central nos castigue con un gasto extraordinario en una situación ya de por sí delicada”, ha concluido.