Suspendida la tradicional bendición de animales en San Antón en Murcia

La parroquia del barrio murciano asume la petición del Obispado de suspender cualquier actividad que suponga un riesgo de contagio

Animales esperando su bendición a las puertas de la Ermita de San Antón en Murcia
Animales esperando su bendición a las puertas de la Ermita de San Antón en MurciaCofradía de San Antón de Murcia La Razón

Como es habitual este domingo estaba prevista la celebración de la tradicional bendición de los animales en las inmediaciones de la ermita de San Antón situada en el barrio de la ciudad de Murcia del mismo nombre.

El evento suele concentrar en los alrededores del templo a cientos de devotos y personas que acuden a cumplir este acto que mezcla lo popular con lo religioso. Sin embargo, este año la bendición de los animales ha quedado cancelada debido a la crisis sanitaria, según han señalado fuentes de la Cofradía de San Antón.

Esta tradición se realiza cada 17 de enero desde tiempo inmemorial pero no es posible asegurar que esta sea la primera vez que se suspende la bendición de los animales”, ha indicado a Europa Press Ana Soto, vocal de Comunicación de la Cofradía de San Antón.

Este día ha pasado por varias dificultades como “días de mal tiempo, lluvias, granizadas, guerras u otras pandemias pero no hay fuentes que nos aseguren que el acto haya sido cancelado alguna otra vez”, ha apuntado Soto.

Esta consagración de los animales en la ciudad de Murcia se remonta al siglo XVIII, “cuando eran los animales de labranza los destinatarios de la bendición con la confianza de los dueños en que éstos gozarían de buena salud para desempeñar sus funciones en el año venidero”, han apuntado desde la Cofradía, tras añadir que “posteriormente vendrían los animales de compañía en esa imagen actual que todos tenemos de perros, gatos, pájaros o algún otro animal ‘exótico’”.

Lo que sí ha podido asegurar Soto es que “la decisión se ha tomado, por parte del párroco de San Antón organizador de este evento, en relación a la comunicación que recibida por el Obispado de Cartagena en la que se solicitaba la suspensión de cualquier actividad que pudiera suponer un riesgo para la propagación de la enfermedad”.

Desde la Cofradía de San Antón han apoyado esta medida ya que “la concentración de gente es tal que era muy complicado poder garantizar las medidas sanitarias”, ha apuntado la portavoz.

El barrio ha visto suspendidos todos los actos festivos en relación a su patrón: “Solamente las celebraciones litúrgicas se han salvado este año aunque, por motivos de aforo, han debido trasladarse a la vecina iglesia de San Francisco Javier”, ha comentado la vocal de comunicación.

Este templo se realizará el triduo a San Antón y las misas en honor a San Fulgencio y San Antón. “Lo que también ha quedado suspendidas son las procesiones con las imágenes de los santos”.

Finalmente, la portavoz ha destacado “la labora solidaria que realiza la cofradía antonina con varios proyectos en los que colabora”. Entre ellos destacan la colaboración que realizan con Cáritas para el economato del propio barrio de San Antón, “donde atendemos a casi 600 familias varias parroquias” y dos proyectos internacionales en El Alto (Bolivia) y Bangui (República Centroafricana) destinados a la construcción de sendos centros ocupacionales para chicas sin recursos en aquellos países.