Una presa de la cárcel de Murcia muere aplastada por la puerta de su celda

Cuando los funcionarios cerraron las puertas de las celdas, la interna sacó medio cuerpo para darle un mechero a otra reclusa y quedó atrapada

Cárcel de Murcia
Cárcel de Murcia

Una presa de 48 años del módulo de mujeres de la cárcel murciana de Campos del Río ha fallecido este lunes aplastada por la puerta de su propia celda, según han informado a Efe fuentes penitenciarias.

El suceso tuvo lugar en torno a las ocho de la tarde, justo en el momento en el que los funcionarios avisan a las reclusas de que se va a proceder al cierre de las celdas.

Cuando accionaron el cierre automático y las puertas se estaban cerrando, la interna ha sacado medio cuerpo para darle un mechero a la reclusa de la celda contigua, según las mismas fuentes, y se quedó atrapada.

Las fuentes han explicado a Efe que las celdas de los llamados centros tipo penitenciarios, como es el de Campos de Río, cuentan con un mecanismo denominado presostato, similar al de los ascensores, que libera la puerta cuando se está cerrando si se encuentra con un obstáculo.

Por circunstancias que se van a investigar, ese mecanismo no ha funcionado y la puerta atrapó a la presa, condenada por un delito contra la salud pública.

Uno de los funcionarios escuchó los gritos de la interna, ha visto a través de las cámaras lo que estaba sucediendo y procedió inmediatamente a abrir todas las puertas, pero la de la celda no se abrió.

Inmediatamente acudieron con la llave manual para la apertura y tardaron unos diez minutos en desbloquearla, a la vez que evacuaron a la reclusa a la enfermería, pero no pudieron hacer nada para salvar su vida.

El juez de guardia se desplazó al centro y se dio aviso a la familia de la víctima

Una delegación de la Inspección Penitenciaria se ha desplazado a primera hora de este martes a la cárcel para investigar lo ocurrido.