Una de cada tres personas atendidas en Proyecto Hombre en la Región de Murcia en 2020 presentó problemas mentales y de adicción

El alcalde de Murcia sugiere que el número de locales que “invitan a la ludopatía” vaya disminuyendo

Presentación de la Memoria 2020 de Proyecto Hombre con el alcalde José Antonio Serrano, concejales y los patronos, presidente y directora de Proyecto Hombre
Presentación de la Memoria 2020 de Proyecto Hombre con el alcalde José Antonio Serrano, concejales y los patronos, presidente y directora de Proyecto HombreEUROPA PRESS EUROPA PRESS

Un 35 por ciento de las personas atendidas en Proyecto Hombre durante el pasado año presentó problemas de comorbilidad, es decir, una patología dual de trastorno adictivo y psiquiátrico, siendo el más habitual el trastorno de ansiedad, depresión y trastorno de personalidad, y debido a la situación de pandemia por la crisis del Covid se observó con mayor frecuencia.

Así se desprende de la Memoria de la que ha dado cuenta este miércoles en rueda de prensa el presidente del Patronato Fundación Solidaridad y Reinserción, Tomás Zamora, y la directora del programa Proyecto Hombre Murcia, Asunción Santos, acompañados del alcalde José Antonio Serrano; la concejala de Mayores, Vivienda y Servicios Sociales, Paqui Pérez; la concejala de Salud y Transformación Digital, Esther Nevado; y la directora general de Asistencia Sanitaria, Isabel Ayala.

Una memoria diseñada, en esta ocasión, en formato cómic para celebrar sus 25 años de funcionamiento, en la que aparecen superhéroes, para trasladar el mensaje de que “se ha luchado y vencido” en el transcurso de estos años, algunos difíciles en términos económicos, como ha reconocido Zamora, que celebra que las aportaciones públicas supongan ya el 60 por ciento de los ingresos que recibe Proyecto Hombre, que tiene una deuda de 218.048 euros.

Y es que, como destaca Santos, las adicciones “son un problema social”. Por ello, el diseño de la Memoria de 2020 está inspirado en estos superhéroes, porque ha sido “un año duro, en el que todos hemos sido heroínas”.

Una Memoria, según el presidente de dicha fundación, que aunque no deja datos alarmantes, “sí que preocupan”, sobre todo en el ámbito de los jóvenes, debido a que casi la mitad de las conductas adictivas problemáticas se relacionan con el consumo de cannabis, con un perfil de 21 años en el caso de ellos y de 20 años en el caso de las chicas, ambos estudiantes.

Aunque a mucha distancia le siguen los videojuegos y las TICs, que suponen el 8 por ciento, y el juego (7 por ciento), desde Proyecto Hombre se advierte que la tendencia de abuso a este tipo de problemática “está en alza, pero nos estamos preparando” para los ejercicios venideros, ya que este tipo de casos, asegura la directora del programa Proyecto Hombre Murcia, crecerá.

Otro de los datos que preocupan es que la cocaína sigue siendo el problema adictivo principal tanto en las mujeres, como en los hombre, con un 40 por ciento y 49 por ciento, respectivamente. El perfil general masculino tiene estudios medios, unos 40 años, activo laboralmente en el último mes al inicio de su tratamiento y presenta una grave necesidad de orientación familias y laboral.

La mujer, de unos 41 años de media, tiene estudios medios, no activa laboralmente en el último mes antes del inicio del tratamiento y también con una grave necesidad de orientación familiar y atención psicológica. Según Santos, preocupa el hecho de que a diferencia que los hombres, las mujeres tardan más en acudir al centro, de manera que “cuando llegan se encuentran en una situación grave, muy deteriorada, ya que han pasado muchos años consumiendo y cuentan con menos apoyos”.

Proyecto Hombre atendió a más de 1.200 personas en 2020. En las labores de prevención fueron casi 3.800 las personas que se beneficiaron, tanto en los ámbitos escolar, como escolar como comunitarios.

Un total de 657 personas se atendieron en los programas de información y diagnóstico, 501 personas en tratamiento (la mayoría en el Programa Nocturno y en el Joven), 180 en programas transversales y 459 en programa de familias. La mayoría de las personas en tratamiento atendidas fueron hombres, con 430 atenciones, frente a las 71 mujeres.

Programas de Proyecto Hombre

El Programa de Tratamiento Diurno de carácter ambulatorio dirigido al tratamiento de personas con problemas de adicción mayores de 21 años que presentan una grave desestructuración personal, familiar y laboral atendió en 2020 a 75 personas. La duración de dicho programa es de entre 6 y 9 meses.

El perfil de la persona atendida mayoritariamente fue varón, soltero, de entre 36 y 45 años, con estudios medios y no activo laboralmente en los últimos 30 días, consumidor de cocaína, mayoritariamente, seguido de policonsumo de sustancias y alcohol, con problemas de índole legal y necesidad de asesoramiento familiar.

El Programa de Tratamiento dirigido a jóvenes menores de 25 años que han comenzado con consumo de sustancias, juego patológico y desarrollo de otro tipo de conductas adictivas como el uso inadecuado de las nuevas tecnologías atendió en 2020 a casi un centenar de jóvenes, el 90 por ciento hombres, de entre 18 y 25 años mayoritariamente, y estudiantes. El 48 por ciento de las conductas adictivas problemáticas se corresponde al cannabis, seguida de la cocaína (14 por ciento) y con un 8 por ciento los videojuegos y las TICs.

Mientras que el Programa de Tratamiento Nocturno que permite a la persona conciliar el tratamiento con la vida laboral y familiar atendió a 119 personas, el 87 por ciento hombres, mayoritariamente solteros, de entre 36 y 45 años, con estudios medios y activo laboralmente, consumidor mayoritario de cocaína, seguido de alcohol y policonsumo.

El Programa de Comunidad Terapéutica atendió a 70 personas a través del recurso residencial, con 20 plazas concertadas ya que cuenta con la colaboración del SMS. El problema adictivo principal es la cocaína, con un 50 por ciento, no activo laboralmente en un 82 por ciento, la mayoría hombres de entre 26 y 35 años.

Y el Programa de Reinserción atendió a 41 personas, en su mayoría también hombres, no activos laboralmente (73 por ciento), con una edad comprendida entre los 36 y 45 años y consumidor mayoritario de cocaína.

Regular el Bingo

El alcalde de Murcia ha llamado la atención sobre la ludopatía, porque “es un hecho muy grave en esta Comunidad y en el municipio”. De hecho, lamenta que el municipio de Murcia sea el que cuenta con “un mayor número de locales donde se invita a que los jóvenes entren, consuman y se inicien en esto”.

Por ello, Serrano vería adecuado que se disminuyera ese número de locales que “invitan a la ludopatía”, ya que además de los jóvenes, esta problemática puede darse también en las personas mayores, “lo vemos en los centros de mayores con la organización indiscriminada del bingo”. En este sentido, ha avanzado que regulará esta práctica, porque “genera ludopatía”.

Desde el Ayuntamiento de Murcia, las concejales han destacado la labor que realiza la fundación y han mostrado su compromiso de colaboración. Por su parte, la directora general de Asistencia Sanitaria, ha resaltado también el trabajo que Proyecto Hombre realiza también con las familias de los afectados.