El «tsunami» Ayuso
El desastre de la izquierda es impresionante. Iglesias ha renunciado a todos sus cargos
foto-autor

La clara y contundente victoria de Ayuso ha provocado un tsunami que ha arrollado a Iglesias y Sánchez. No solo ha sido en el centro derecha, sino también en la izquierda. Hace dos años era una desconocida que llegaba a la presidencia de la comunidad y ayer consiguió más que doblar el resultado de entonces. Durante este tiempo sufrió ataques políticos y personales, pero sus enemigos y rivales no conocían su fortaleza. No vieron que iba creciendo hasta convertirse en una de las figuras más importantes de la política española.

Una joven con coraje, valiente e inteligente disolvía la Cámara regional ante la certeza de que la izquierda podía promover una moción de censura dentro de la disparatada y sucia estrategia iniciada en Murcia. Es verdad que la aceleración de las noticias hace que olvidemos los disparates que han dicho, desde que comenzó la precampaña, algunos políticos y periodistas cegados por su fanático partidismo y soberbia. Hoy tienen la nítida respuesta de lo que piensan realmente los madrileños.

El desastre de la izquierda es impresionante. Iglesias ha renunciado a todos sus cargos, como estaba anunciado, y demuestra su carácter voluble y errático. Esta actitud caprichosa y su incapacidad de crear equipos sólidos es lo que le ha perdido. Menos soberbia y más humildad era el camino que le hubiera permitido construir una alternativa de izquierdas.

En cambio, ha preferido la radicalidad, el fanatismo y el lenguaje guerra civilista. Su renuncia deja mucha paz en la política española, aunque el futuro de su partido, como sucedió con la marcha de Rivera en Ciudadanos, es muy incierto. La victoria de Mónica García muestra que los votantes recompensan la coherencia y la credibilidad. Más Madrid no solo ha humillado al arrogante Iglesias, que irrumpió como el «mesías» que iba a salvar a la izquierda, sino que ha superado al PSOE.

Las dos formaciones empatan en escaños, pero le saca 3.000 votos. Es el peor resultado de esta formación. Es un golpe, también, para el gobierno socialista-comunista porque los dos socios sufren un impresionante varapalo. Finalmente, el «tsunami» Ayuso se lleva por delante a Ciudadanos que camina ahora a su extinción, porque los votantes han decidido que no tiene utilidad. Es el inicio de un cambio de ciclo. Ha sido una victoria de la libertad, un rechazo al intervencionismo y el deseo de que Madrid siga siendo el motor económico y político de España. Por cierto, Tezanos debería ser cesado como presidente del CIS.

► Consulte aquí los resultados de las elecciones en todos los distritos y municipios de la Comunidad de Madrid