Claro penalti a Modric

La dirección del encuentro ofreció cierta dificultad, dado que se produjeron ciertas jugadas que deben ser analizadas y son motivo de polémica.

La primera fue un derribo de Arribas a Modric dentro del área y que no entendió Clos Gómez merecedor de la pena máxima. La acción es clara y debió indicar penalti.

La polémica continuó con la expulsión de Sergio Ramos por doble amonestación, la primera injusta, ya que no toca al rival, y la segunda, aún más clara, por dar con su brazo en la cara de Roberto Torres en la disputa del balón. Ya en la segunda mitad los jugadores del Osasuna le solicitaron penalti por una falta de Pepe que arrolla a Armenteros, pero Clos Gómez da orden de poner en juego el balón. Los futbolistas del Real Madrid solicitaron, tímidamente, penalti en dos caídas de Cristiano Ronaldo que Clos Gómez no concedió y acertó. Sí lo hizo en la expulsión del «Tanque» Silva.