Opinión

Los Pepes

«En la cárcel Modelo de Valencia se va a celebrar el Día Internacional del Preso de Conciencia. Gentes de la política, la cultura y la farándula asistirán al acto y aprovecharán la ocasión para hacer lucrativos negocios», sinopsis que publica Filmaffinity sobre la película «Todos a la cárcel» de Berlanga, ese visionario.

Publicidad

Y en la cárcel están los Jordis (Sànchez y Cuixart), Junqueras y Forn. Y ahí los mantiene el juez Llerena en fechas tan señaladas. A Junqueras, porque duda de su compromiso para acatar la ley; a Forn, porque le considera responsable de la inacción de los Mossos; a Sànchez, porque moduló actos de violencia, y a Cuixart, porque impulsó y capitaneó los incidentes. Vamos, que su señoría se malicia que si los suelta van a volver a las andadas, a delinquir. Sin embargo, hay motivos para creer en una medida de gracia del magistrado... o en lo contrario.

Aunque las celdas en Estremera y Soto del Real sean más acogedoras que los camarotes de «Piolín», vivir en la cárcel es una putada, como invertir 340 millones de euros en jugadores y antes de cruzar el ecuador de la liga estar a 15 puntos del primero. Es lo que sucede en Mánchester con los equipos de los Pepes. El City de Josep Guardiola acumula 18 victorias consecutivas y tiene más lejos al United de José Mourinho que Valverde a Zidane: a 14 puntos y el Madrid con un partido menos que el Barça. Y lo que para los Jordis podría mejorar, si el juez se apiada, para «Pepe» Mourinho el porvenir en Inglaterra amenaza borrasca. Su renovación está congelada. A «Pepe» Guardiola, en cambio, están pensando en levantarle un monumento.

Mou continúa buscando culpables de sus derrotas –cualquiera menos él–; pero mantiene impoluto su cartel: si no continúa en el United, le espera en junio el PSG si Unai Emery no caza la Champions. Con el jeque, Mourinho podría comprar lo que se proponga, incluso la torre Eiffel.