No se puede fichar

Todos los clubes que no hicieron los deberes en la temporada veraniega pretenden la enmienda en el mes de enero con la apertura del mercado. Hay constantes rumores sobre fichajes y traspasos. Hay deseos de remediar males con jugadores que aporten la calidad de la que se carece. Hay declaraciones en las que se presuponen ansias de mejora para optar a puestos europeos. Los grandes anuncian pocos cambios. Sólo si se diera el caso de optar por una contratación deslumbrante harían el esfuerzo económico posible. Mas no todos los clubes están en disposición de reforzar la plantilla. Hay una norma pactada por la Liga de Fútbol Profesional y el Consejo Superior de Deportes, que impide sobrepasar los presupuestos aprobados.

Los clubes españoles están obligados a responder con su haber ante el debe a Hacienda. Las deudas hay que amortizarlas y para ello se precisa ajustarse a la contabilidad que lo permite. En la mayoría de clubes de Primera es imposible fichar jugadores. Solamente es factible si en la cuenta les ha quedado aprobado un apartado sin invertir. Existe otra fórmula, pero es más compleja. Se trata de descargar la nómina con venta de jugadores. Sólo de ese modo se puede acudir al mercado, siempre, eso sí, sin pasarse de lo establecido.

El estado de necesidad obliga en la mayoría de los casos a solicitar cesiones de modo que el montante superior recaiga en el club propietario de los derechos. Afortunadamente, se ha restringido el despilfarro. Habrá menos movimiento del que se anuncia.

Posdata. Messi recuperado y Cristiano quiere el Balón de Oro. ¿Hay alguien más en el fútbol español?