Pasión de futboleros

La Razón
La RazónLa Razón

El líder de la radio, Carlos Herrera, es creador de personajes y de conceptos definitorios. Tiene esa virtud de convertir en popular lo que toca. Uno de sus grandes hallazgos ha sido la frase «pasión de catalanes». No solo los «fósforos» saben lo que significa, sino toda España: es ese aburrimiento que entra cada vez que hay que hablar de lo de la independencia y esas cosas de los secesionistas.

Pues bien: lo de esta noche es pasión de futboleros y no tiene nada que ver con el desdén con el que tratamos los asuntos de los catalanistas que, por una vez en bastantes meses, ni son protagonistas del día, ni nos van a aguar la fiesta con sus silbidos al himno nacional.

Hoy el fútbol es el rey y nadie va a venir a tocarnos las narices. Hoy dos aficiones se van a desgañitar en el campo, en las casas y en las calles, pero terminado el partido sólo hablaremos de fútbol y, seguramente, de alguna decisión arbitral, pero nada más. Punto pelota.

Y aquí entra esa parte de estar viviendo un hecho histórico como es que por primera vez dos aficiones de la misma ciudad se dan cita en la final de la «Champions», y que sea en Lisboa, ciudad tan querida y tan cercana, y que el Atlético venga de proclamarse campeón de Liga y que el Real Madrid pueda elevar su Décima Copa de Europa, nada menos.

Hoy habrá pasión de futboleros en todas las esquinas, con permiso de los políticos incapaces de inocular algún entusiasmo en la campaña electoral; con permiso del Tiempo que ha convertido la primavera en invierno feo; con permiso de los «estandaranpúrs» y la EPA; con permiso de todo lo que nos ha ocupado los días de este año 2014 tan sin terminar de agradarnos, tan cuesta arriba, tan desganado. Como si la vida existiera para que el fútbol nos diera muchas emociones y alguna alegría.

Así se cumplirá una vez más la definición de Valdano: el fútbol es lo más importante de las cosas poco importantes. Sólo una cosa es más grande que este Día de Fútbol para las dos grandes aficiones de Madrid: el deseo de que el 13 de julio España vuelva a ganar la Copa del Mundo.

Pero eso ya no sería sólo Pasión de Futboleros, sino la madre que lo parió de todas las pasiones juntas. Más o menos.