Una jornada notable

Primera jornada en la que los árbitros no han tenido un papel decisivo.

q Elche-Atlético. Delgado Ferreiro repartió errores y aciertos. No debió dar como válido el gol conseguido por Koke, ya que estaba precedido de una falta de Diego Costa a Botía cuando se disponía a despejar antes de que el rojiblanco rematara. Acertó al anular un gol a Turan, que remató con la cabeza cuando Herrera tenía atrapado el balón.

q Real Madrid-Valladolid. A Pérez Montero no se le presentaron apenas dificultades y en la única que tuvo falló. No debió anular el gol a Benzema porque no había fuera de juego de Carvajal. El lateral estaba en línea con Alcatraz.

q Getafe-Levante. Prieto Iglesias no tuvo mucho trabajo, pero las dificultades que se le presentaron las solventó bien. Con buen criterio no sancionó penalti por unas manos de Nikos. Eran involuntarias. Repitió acierto al anular un gol a Vyntra, ya que se encontraba en fuera de juego.

q Villarreal-Málaga. González González acertó al no sancionar penalti en una caída de Eliseu. No hubo falta alguna en la disputa del balón con Costa.

q Celta-Almería. Ayza Gámez tuvo mucho trabajo y lo resolvió bien. No se dejó engañar por Krohn-Deli en las dos ocasiones en que se dejó caer dentro del área. Debió amonestarle en la segunda ocasión y al ser la segunda tarjeta debió expulsarle. Acertó también al no castigar como penalti un forcejeo de Rafinha y Azeez.

q Granada-Sevilla. Del Cerro Grande no dudó al pitar como penalti unas claras manos de Carriço. Repitió acierto al anular un gol a El-Arabi, ya que estaba en fuera de juego.

q Valencia-Osasuna. Velasco Carballo, autoritario, expulsó por roja directa a Puñal tras una entada a Parejo.