Borrell frustra a sus electores

La Razón
La RazónLa Razón

No cabe duda de que la renuncia del ministro de Asuntos Exteriores en funciones, Josep Borrell, al acta de eurodiputado será muy mal recibida entre unos electores socialistas que confiaban en las grandes dotes del candidato para llevar a cabo en Bruselas unas políticas de alto contenido social y que, al mismo tiempo, reforzaran la idea de integración europea frente a la creciente amenaza de los populismos, los nacionalismos y el Brexit. Borrell, sí, frustra grandes expectativas.