Opinión

Convulso fin de fiesta de Cándido Méndez en UGT

La Razón
La RazónLa Razón

No hay nada atado. Todo está en el aire. La renovación en el sindicato socialista se anuncia de todo menos tranquila. Cándido Méndez avanzó en diciembre que dejaría UGT un año antes de lo previsto. Para ello había orquestado reducir de seis a tres las federaciones del sindicato para tener menos costes estructurales. Sin embargo, la fuerte oposición interna lleva camino de trastocar sus planes. Con un pie en la calle, Méndez corre el peligro de dejar la gestión de UGT a una jaula de grillos desnortada. Un puro caos.