La falta de credibilidad de un espía

Francisco Marco, director de la agencia de investigación Método 3 y uno de los cuatro detenidos el lunes por la Policía, ha demostrado ser un individuo cuyas afirmaciones merecen poca credibilidad. Sus contradictorias declaraciones sólo han logrado hasta ahora una cosa: poner trabas a la investigación de una trama de espionaje político en Cataluña que está provocando una comprensible alarma en la ciudadanía. Cualquier información que provenga de un personaje de estas características ha de ser considerada con cautela.