Opinión

Mientras Sánchez les sirva, seguirá

La Razón
La RazónLa Razón

Hay que enmarcar en el cumplimiento exacto de esa vocación de permanencia que ilumina todas las acciones del actual Gobierno socialista el clima de optimismo que reina en La Moncloa tras su maniobra barcelonesa. Al parecer, ha sido suficiente que el presidente de la Generalitat, Quim Torra, afirme su voluntad de diálogo para que echen a volar, como en el cuento de la lechera, las ilusiones del Gabinete, que ya se ve con los Presupuestos aprobados y el respaldo parlamentario, si no en lo que queda de legislatura, por lo menos en lo que se refiere al año que viene. No se trata de bajar de la nube al jefe del Ejecutivo, Pedro Sánchez, que tanto se ha esforzado por arrancar una promesa de negociación «del conflicto» a quien lo único que de verdad le interesa es llevar el supuesto derecho de autodeterminación a una mesa institucional, lo que desde todo punto de vista es imposible. Pero que no se preocupe el presidente del Gobierno. Aunque a expensas de las estrategias internas y de los problemas domésticos de Puigdemont y compañía, mientras la posición de dependencia parlamentaria sirva a las expectativas de los nacionalistas catalanes, harán todo lo que esté en su mano para que Pedro Sánchez continúe. Después, ya se verá.