Publicidad
Publicidad
Actualidad

Ruina separatista para Cataluña

El vicepresidente catalán Pere Aragonès compareció para dar cuenta de los recortes del 6% del gasto por falta de liquidez. Como es habitual, la culpa fue de España. Anunció que acudirán a los tribunales contra el Gobierno por impago de adelantos y otros conceptos por 1.300 millones. Aragonés pudo explicar cómo el independentismo ha sumido a Cataluña en una ruina de 80.000 millones y cómo ha sido el Estado, la solidaridad de los españoles, la que ha mantenido esa comunidad en marcha. Pero no.

Publicidad