Un adelanto electoral táctico

La Razón
La RazónLa Razón

El lendakari Íñigo Urkullu echó la culpa del adelanto de las elecciones vascas a la «inestabilidad y la incertidumbre» de la política española. El anuncio no ha sorprendido a nadie, pero el motivo es puramente táctico. El PNV confía en neutralizar el «efecto Podemos» acudiendo a las urnas lo antes posible por si hubiera unas terceras generales. Lo demás son excusas.