El nuevo «Post» de Bezos

Desde que durante el verano de 2013 el multimillonario y dueño de Amazon Jeff Bezos comprara el diario estadounidense «The Washington Post», mucho se ha especulado con las razones de dicha adquisición y con el futuro del mítico periódico, mundialmente famoso por haber publicado en sus páginas la historia del «Watergate».

A lo largo de los 17 meses transcurridos desde entonces, su nuevo propietario no había dado demasiadas pistas sobre sus intenciones, pero, poco a poco, parece que se va haciendo la luz. «The Washington Post», a diferencia de sus principales competidores en Estados Unidos, «The New York Times» y «The Wall Street Journal», siempre se ha considerado un periódico regional y carece de una edición de ámbito nacional; de hecho, su distribución se limita a la zona este del país y el grueso de sus lectores vive en el propio entorno de la capital y los vecinos estados de Maryland y Virginia.

Por este motivo, Bezos parece que pretende ir más allá y ha decidido convertir «The Post», como tradicionalmente se conoce el diario, en un medio nacional y, para conseguirlo, va a utilizar su otra empresa, Amazon. «‘‘The Post’’ tiene la fortuna de ser el periódico de la capital de los Estados Unidos, lo cual es un gran punto de salida para llegar a convertirse en una publicación nacional y global», ha asegurado. Si cuando compró el diario aseguró no saber mucho del negocio de los periódicos, ahora ha asegurado que sigue igual, pero que sí que sabe algo del negocio digital. De hecho, además de ser capaz de revolucionar el mundo de la distribución a nivel mundial, ha conseguido convertir en un éxito de masas su libro electrónico, el Kindle, y su tableta, el Kindle Fire, compitiendo así en el mercado de los dispositivos móviles.

Y precisamente ha sido el Kindle el «arma» utlizada para expandir su periódico. Así, desde el pasado mes de noviembre, está disponible una app para leer los contenidos de «The Washington Post» en estos dispositivos. Esta aplicación, de momento sólo disponible en los Estados Unidos, es gratis durante los primeros seis meses, para luego pasar a costar un dólar durante los siguientes seis meses. Transcurrido este primer año, la suscripción tendría un coste aún por determinar, aunque se cree que rondará los cinco dólares mensuales. A lo largo de este año, la aplicación podría ser descargada también en otros dispositivos de Apple o Android, aunque la suscripción tendría un coste mayor.

Otra de las fórmulas que está sobre la mesa es convertir al «Post» en una fuente de información para otros medios, previo pago, por supuesto, y para ello está desarrollando herramientas que permitan integrar los contenidos de su web en las de otros diarios locales o regionales. Alrededor de 200 informáticos se han embarcado en el deseo de Bezos de transformar su diario en una empresa creadora de tecnología. «Tenemos que demostrar que somos ‘‘The Washington Post’’ que no es sólo un periódico. Somos una sociedad tecnológica, innovadora y creadora», ha asegurado Shailesh Prakash, director de sistemas informáticos del diario.

A partir de una herramienta, PageBuilder, que permite a los lectores encontrar todos los artículos de un periodista, se ha elaborado un programa fácil de manejar y capaz de desarrollar nuevos formatos editoriales, desde una plataforma para subir vídeos hasta un sitio para hacer un seguimiento de la información dedicada a la cobertura de los Juegos Olímpicos. Este viraje tecnológico muestra, por tanto, la metamorfosis que vive «The Washington Post» desde la llegada, hace apenas año y medio, de Jeff Bezos.