El Dakar 2016 retoma Perú y no pasará por Chile

La carrera no había atravesado este país las dos últimas ediciones. Además de por Argentina, pasará por Bolivia.

Amaury Sport Organisation (ASO) presentó este jueves en París los principales rasgos de la edición 2016 del Rally Dakar, que dará comienzo el 3 de enero en Lima, en lo que significa el retorno de Perú al 'raid', y concluirá el 16 del mismo mes en la argentina Rosario.

La vuelta de Perú es una de las grandes novedades para el próximo Dakar, después de que la carrera no hubiese atravesado este país en las dos anteriores ediciones, mientras que, además de por Argentina, también se pasará por Bolivia.

En cambio, como estaba ya anunciado, Chile, uno de los puntos claves de la prueba, no podrá albergar el paso del rally por las catástrofes naturales que han azotado las regiones del norte, por lo que se perderá uno de los atractivos que era el paso por el desierto de Atacama.

Desde la web del 'raid' señalaron que para entender el recorrido de 2016 hay que dejar de lado los mapas tradicionales y pasar a la tercera dimensión, con el relieve de la Cordillera de los Andes marcando las jornadas de los pilotos y los equipos en enero.

El reencuentro con Perú brindará a los veteranos la ocasión de hacer gala de su dominio de las dunas, mientras que tras recorrer el largo pasillo de arena arrinconado entre mar y montaña, el Dakar explorará Bolivia de forma totalmente inédita, en esta tercera visita del rally al país.

Las incursiones de los años precedentes dan paso en esta ocasión a un recorrido completo del país y de sus altiplanos, incluido el lago Titicaca, produciéndose una elevación altimétrica que pondrá a prueba la capacidad de adaptación, tanto física, como técnica, de los competidores.

Por último, Argentina, fiel a la prueba como siempre, depara a los pilotos una última etapa de resistencia extrema ya que la bajada progresiva hacia Rosario, salida en la edición de 2014, llevará al Dakar por territorios diversos.

"Habíamos trabajado en un escenario donde estuviesen Chile, Perú, Bolivia y Argentina, pero desafortunadamente, Chile ha sufrido inundaciones que han devastado enormemente las infraestructuras y han causado mucho daño. Tenían la evidente incapacidad para recibirnos y de común acuerdo, hacemos una pausa", afirmó el director del Dakar, Etienne Lavigne, en declaraciones recogidas por 'lequipe.fr'.

El directivo francés recalcó que habían "previsto varios países-escenarios"y que hicieron "consultas"con algunos para conocer su interés de acoger etapas. "Chile tardó bastante en responder y luego han sufrido las catástrofes naturales. Esto hizo que reorganizáramos nuestro recorrido con los que ya habían respondido afirmativamente, que eran Perú, Bolivia y Argentina", comentó Lavigne, que cree que el Atacama, "era el corazón del Dakar sudamericano, muy espectacular y con dunas muy diferentes de las que habrá en Perú".

«Cóctel de tres plantas»

Para el francés, el Dakar 2016 será "un cóctel de tres plantas, en forma de tríptico geográfico, climatológico y extremadamente diferente de un país a otro". "Esto demandará un sentido de la adaptación bastante importante para los participantes", advirtió. Así, de la parte peruana, destacó que los pilotos se dirigirán "a lo largo del Pacífico a partir de Lima para ir hacia el sur, en esta gran franja de arena, costera, increíble para la competición, con cordones de dunas que recuerdan a los desiertos africanos", y que requerirán "técnicas de pilotaje y navegación".

"Tras tres o cuatro días arena, subiremos varios miles de metros en el Altiplano boliviano con 3.600-3.800 metros de altitud. Habrá tres días de altitud con una incidencia sobre la manera de correr", prosiguió Lavigne, que indicó que para el final en Argentina habrá "pistas sinuosas, rocosas y quebradizas". El director del Dakar recordó que cada año quieren "cambiar"el país de salida, para no ofrecer "el mismo tipo de recorrido"e intentar "sorprender". "Hemos fijado la cartografía, pero que todo por hacer. Serán 13 etapas, quizás un prólogo, para un total de 8.000 a 8.500 kilómetros", aclaró.

En este sentido, declaró que "todavía"les falta decidir si, como este año, "habrá etapas maratón". "Nos hace falta encontrar sectores selectivos interesantes, que se puedan encadenar", agregó al respecto.

Por último, aseguró que no renuncia al "proyecto muy bonito"de que el Dakar pase por todo América del Sur, por países como Colombia

o Ecuador. "Es un proyecto ambicioso y hace falta una buena combinación entre los principales actores políticos y del Dakar para que esto se puedan poner en línea", concluyó.