MENÚ
domingo 19 agosto 2018
09:56
Actualizado
Consulta
Selecciona tú localidad
Ahora
  • 07:00h ºC
  • 15:00h ºC
  • 21:00h ºC
  • 1

El Vaticano ratifica que el «no» a ordenar mujeres es «definitivo»

No se trata solamente de un elemento disciplinar, sino doctrinal, puesto que se relaciona con la estructura de los sacramentos, que son lugar originario del encuentro con Cristo y de la transmisión de la fe", indica el prefecto de la Doctrina de la Fe

  • Luis Ladaria, prefecto de Doctrina de la Fe
    Luis Ladaria, prefecto de Doctrina de la Fe
Madrid.

Tiempo de lectura 4 min.

30 de mayo de 2018. 13:54h

Comentada
Ep.  Madrid. 30/5/2018

ETIQUETAS

El prefecto de Doctrina de la Fe, el jesuita y futuro cardenal español, Luis Ladaria, ha ratificado que el 'no' a la ordenación de mujeres es "doctrina definitiva" en un artículo publicado en el diario oficial del Vaticano «L'Osservatore Romano», en el que explica que la postura que tomó Juan Pablo II, de acuerdo con la tradición ininterrumpida de la Iglesia, no cambiará.

"En relación con el sacerdocio ministerial, la Iglesia reconoce que la imposibilidad de ordenar a mujeres pertenece a la sustancia del sacramento de la orden. La Iglesia no cuenta con la capacidad para cambiar esta sustancia, porque es precisamente a partir de los sacramentos, instituidos por Cristo, que es generada como Iglesia. No se trata solamente de un elemento disciplinar, sino doctrinal, puesto que se relaciona con la estructura de los sacramentos, que son lugar originario del encuentro con Cristo y de la transmisión de la fe", ha destacado Ladaria que será creado cardenal por Francisco el próximo 29 de junio junto otro español, el padre claretiano Aquilino Bocos.

El título del artículo escrito por Ladaria 'El carácter definitivo de la doctrina de 'Ordinatio sacerdotalis'. Sobre algunas dudas' deja clara la posición de la Iglesia y ratifica que la preclusión al sacerdocio femenino para la Iglesia católica es una decisión que no cambiará. Ladaria ha subrayado que "los sacerdotes están configurados a Cristo sacerdote, de manera tal que puedan actuar en nombre de Cristo, cabeza de la Iglesia", y que "Cristo quiso conferir este sacramento a los doce apóstoles, todos varones, que, a su vez, lo han comunicado a otros hombres". De este modo, ha señalado que la Iglesia se ha reconocido "siempre vinculada a esta decisión del Señor, la cual excluye que el sacerdocio ministerial pueda ser válidamente conferido a las mujeres".

El artículo ha sido publicado después de que un grupo reducido de 250 curas, de un total de más de 400.000 sacerdotes católicos del mundo, entre los que hay 11 de ellos que son españoles, firmasen un documento en el que criticaban al Papa por sus reformas. El arzobispo Ladaria ha señalado a este respecto que "suscita seria preocupación ver surgir una vez más en algunos países rumores que ponen en duda" lo definitivo de esta doctrina.

Así, ha explicado que para sostener que no es definitiva, se argumenta que no fue definida 'ex cathedra' y que, por lo tanto, una decisión posterior de un futuro Papa o de un concilio, que podría revocarla. "Sembrando dudas se crea gran confusión entre los fieles, no solo sobre el sacramento de la orden como parte de la constitución divina de la Iglesia, sino también sobre el magisterio ordinario que puede enseñar de manera infalible la doctrina católica", avisa Ladaria poniendo en valor que es "una verdad que pertenece al depósito de la fe".

En su artículo, especifica, además, que la "diferencia de funciones entre el hombre y la mujer no implica en sí ninguna subordinación, sino un enriquecimiento mutuo". "Se recuerda que la figura cumplida de la Iglesia es María, la Madre del Señor, que no recibió el ministerio apostólico. Se ve así que lo masculino y lo femenino, lenguaje original que el Creador inscribió en el cuerpo humano, son asumidos en la obra de nuestra redención", comenta. Por ello, señala que precisamente la fidelidad al plan de Cristo sobre el sacerdocio ministerial permite profundizar y promover cada vez más el papel específico de las mujeres en la Iglesia, puesto que, en el Señor, ni el hombre es sin la mujer ni la mujer es sin el hombre' (1, Corintios, 11, 11). Además, considera que se puede arrojar así una luz sobre la cultura actual, a la que "le cuesta comprender el significado y la bondad de la diferencia entre el hombre y la mujer, que toca también su misión complementaria en la sociedad".

El Prefecto de la Fe también recuerda que sobre esta enseñanza insistió Benedicto XVI y el mismo Papa Francisco en su exhortación apostólica 'Evangelii gaudium', donde no se pone en discusión "el sacerdocio reservado a los hombres, como signo de Cristo esposo que se entrega en la Eucaristía". Finalmente, ha invitado a "no interpretar esta doctrina como expresión de poder sino de servicio, para que se perciba mejor la igual dignidad de hombres y mujeres en el único cuerpo de Cristo".

De hecho, en la conferencia de prensa, durante el vuelo de regreso de su viaje apostólico a Suecia, el 1 de noviembre de 2016, el Papa Francisco insistió en que "sobre la ordenación de mujeres en la Iglesia católica, la última palabra la ha dado Juan Pablo II, y esta permanece".

Ep

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs