Salud

Todo lo que debe saber sobre la diabetes: los expertos responden

Con motivo del Día Mundial de la Diabetes ocho sociedades cientificas y una asociación de pacientes firmaron un "Manifiesto a favor de un pacto social contra la diabetes en España".Por este motivo, A Tu Salud, ha entrevistado a los portavoces de las diferentes entidades firmantes.

Publicidad

-¿Cuáles son las principales reclamaciones de los pacientes con diabetes?

-La principal reclamación que hacemos desde la Federación Española de Diabetes (FEDE) es activar el plan estratégico de la diabetes y dotarlo de presupuesto economico y personal al igual que se hace con el plan contra el VIH u otras patologías , trabajando de forma activa e inmediata en sus principales objetivos.

-¿Cómo valoraría el acceso a las innovaciones terapéutica y tecnológicas para la diabetes en nuestro país?

-La innovación y la tecnología van llegando, pero de una forma desigual y con cuenta gotas. Los pacientes nos encontramos una falta de equidad entre las distintas comunidades autónomas de España.

Publicidad

-¿Qué papel juega la educación en el abordaje de esta patología?

-La educación es una reclamación constante hacia la administración. Es fundamental tener formado a los pacientes para que ellos mismos sepan gestionar su enfermedad.

Publicidad

-En su opinión, ¿qué aspectos primordiales debería recoger un gran pacto contra la diabetes?

-Para la federación como he dicho al principio lo mas importante seria poner en marcha el plan estratégico de la diabetes , dotándolo de recursos económicos y de personal coordinado por las principales agentes en la diabetes y por supuesto contando con los pacientes. Si tuviera que resaltar un punto diría que es fundamental la educación diabetológica.

-En la última década hemos asistido a un profundo cambio en el paradigma del tratamiento de la diabetes tipo 2 (DM2). ¿En qué ha consistido dicho cambio?

-Básicamente se resume en dos grandes pasos: el primero, en la incorporación de nuevos grupos terapéuticos con claro beneficio en la morbi-mortalidad del paciente con diabetes y, en segundo lugar, la incorporación de sistemas de monitorización glucémica que ayudan al mejor control de la glucemia y prevención de descompensaciones hipoglucémicas e hiperglucémicas.

-¿Qué ventajas han supuesto la aparición de los nuevos medicamentos contra esta patología?

-Los nuevos tratamientos contra la diabetes han demostrado un beneficio en morbi-mortalidad cardiovascular y una protección renal con menor progresión de la enfermedad.

Publicidad

-¿Cómo valoraría el acceso a las innovaciones terapéutica y tecnológicas para la diabetes en nuestro país?

-La incorporación de la tecnología es algo que no se va a poder obviar en el caso de la diabetes. En primer lugar, por los claros beneficios en términos de salud y calidad de vida para el paciente. En segundo, porque las posibilidades actuales permiten implementar nuevas estrategias de asistencia con mayor participación del paciente, menos demoras y menos consumo de tiempos en consultas, entre otros beneficios.

-¿Qué aspectos primordiales debería recoger un gran pacto contra la diabetes?

-Sin duda al paciente como centro de toda nuestra actividad. La diabetes es una patología de alta prevalencia y gran transversalidad, los distintas especialidades deben implicarse en una adecuada coordinación en beneficio de las personas con esta enfermedad.

-La enfermedad renal es uno de los grandes problemas de la diabetes.

-La enfermedad renal diabética se ha convertido en la principal causa de enfermedad renal crónica (ERC) en nuestro entorno, siendo la enfermedad renal primaria en la mayoría de los casos que necesitan inicio de terapia renal sustitutiva mediante diálisis o trasplante.

-¿Cuáles son las necesidades de estos pacientes en el área renal?

-Una fundamental es la prevención, que debe ser abordada en las diferentes etapas o existe una reducción de filtrado glomerular y se ha instaurado una situación de insuficiencia renal. Esto se traduciría en un retraso en la necesidad de tratamiento renal sustitutivo en estos estadios más avanzados de ERC.

-Los nuevos fármacos contra la diabetes han demostrado reducir la morbi-mortalidad y renal. ¿Cómo?

-Han demostrado que asocian importantes beneficios adicionales más allá del control glucémico, concretamente reducción de eventos y mortalidad cardiovascular, así como protección renal. Esto se fundamenta en la capacidad de los nuevos medicamentes en actuar sobre las vías lesivas que determinan el daño renal y cardiovascular. Por ejemplo, reduciendo la presión dentro de los glomérulos renales, modulando vías de inflamación y fibrosis, mejorando el rendimiento energético a nivel de las células renales y cardíacas, reduciendo el consumo de oxígeno a nivel renal, etc.

-¿Cuánto se podría «ahorrar» mediante políticas de prevención de la diabetes en este área?

-El ejemplo paradigmático lo representa el gasto derivado de la necesidad de diálisis. El coste anual que representa un paciente en diálisis es de alrededor de 40.000 euros, y teniendo en cuenta que el número de personas en estos programas en España es de unos 28.000, de los cuales un 25% son diabéticos, supone un gasto de casi 300 millones de euros/año. Pero este coste es mucho mayor pues la ERC es un multiplicador de otras complicaciones.

-¿Por qué se están incrementando tanto los casos de diabetes?

-Dentro de la diabetes tipo 2 (DM2), la más frecuente y la que más ha aumentado, el exceso de peso es la razón fundamental. Puesto que el sobrepeso y la obesidad cada vez es más prevalente en la población occidental. En el caso de la tipo 1 (DM1) su causa es inmunológica, y parece ser que, a nivel mundial, también hay un cierto incremento. En este caso posiblemente la modificación en la exposición a virus, a determinados alimentos o agentes ambientales, podrían haber desencadenado un cambio en la respuesta inmunológica del organismo que diera lugar a ciertas enfermedades autoinmunes como la DM1.

-¿De qué forma repercute la obesidad en la aparición de la DM2?

-La obesidad dificulta la acción de la insulina (hormona que regula los niveles de glucosa) en muchos tejidos. Por lo tanto, aunque nuestro páncreas sea capaz de producir suficiente cantidad de esta hormona sus efectos en la obesidad están muy limitados. Llega un momento en que por mucha cantidad de insulina que se produzca no se puede evitar que los niveles de glucosa aumenten y se desarrolla una DM2.

-¿Cree que las políticas orientadas a prevenir la obesidad y el sedentarismo son suficientes?

-Este tipo de políticas, aunque bien intencionadas, en la práctica están muy lejos de ser suficientes. Prueba de ello es que la obesidad no está disminuyendo. En este caso, como en otras políticas de Salud Pública que suponen cambios de hábitos que dependen casi exclusivamente de decisiones personales, la concienciación es muy difícil de conseguir.

-¿Qué porcentaje de casos depende del estilo de vida y cuál a predisposición genética o hereditaria?

-Hablar de cifras concretas es complicado. Pero sí podemos decir que más de la mitad de los casos, según la Federación Internacional de Diabetes, son el fruto de hábitos inadecuados, la gran mayoría.

-Se ha evidenciado la importancia de personalizar el abordaje farmacológico de la diabetes tipo 2 (DM2) en función de las características del paciente. ¿Qué significa esto?

-La DM2 es una enfermedad multifactorial y, por lo tanto, también su abordaje terapéutico. Por otro lado, a la hora de elegir el tratamiento hay que tener presentes las complicaciones, principalmente cardiovasculares pero también la de insuficiencia renal, la obesidad, la edad del paciente o el riesgo de hipoglucemias. Debemos intentar hacerle un traje a medida, a su medida, con objetivos personalizados para cada persona y, muy importante, consensuados con él.

-¿Qué beneficios han aportado las nuevas insulinas?

-Fundamentalmente tres a las personas con DM2: la comodidad de uso, pues tienen una vida media superior a 24 horas lo que permite su administración una vez al día; el bajo riesgo de hipoglucemias, pues su formulación está diseñada para que tengan una liberación lenta y proporcionada a lo largo del día, sin picos o elevaciones bruscas de la concentración; y son seguras desde el punto de vista cardiovascular.

-Más del 50% de las personas con diabetes afirma haber sufrido al menos un episodio de hipoglucemia grave en los últimos 12 meses. ¿Cómo se puede evitar esto?

-Nuevamente, hay que hacer un abordaje individualizado del paciente, comenzado con una correcta educación diabetológica, poniendo énfasis en la alimentación equilibrada.

-¿De qué forma se podría mejorar el control de la enfermedad?

-Hay que comenzar desde la base, con políticas de prevención y control, desde la infancia. Control de la obesidad, programas de ejercicio físico, ciudades saludables. Concienciar a la sociedad de la importancia de las medidas de prevención y no poner el foco en el tratamiento cuando ya ha aparecido la diabetes o las complicaciones.

-El riesgo cardiovascular es uno de los principales problemas de los pacientes con diabetes. ¿Por qué?

-El aumento del riesgo cardiovascular hace referencia a la probabilidad aumentada de que una persona con DM2 tenga una complicación cardiaca o vascular y esto se debe a que una persona con esta patología tiene una aterosclerosis más agresiva que una sin DM2.

-¿Cuáles son las principales complicaciones cardiovasculares asociadas a esta patología?

-La principal complicación es la insuficiencia cardiaca y detrás de ella viene la afectación vascular, que incluye no sólo la afectación de las arterias del corazón sino también a cualquier territorio vascular del cuerpo. Esto se debe al desarrollo precoz de aterosclerosis que, además, se manifiesta de forma más agresiva debido a mayor componente inflamatorio y a la resistencia a la insulina.

-Las personas con DM2 tienen una pérdida de expectativa de vida de hasta 15 años, principalmente por su mayor riesgo cardiovascular ¿Cómo se podría revertir esto?

-Lo fundamental es prevenir su aparición y esto se consigue siguiendo tres sencillas recomendaciones: alimentación variada y equilibrada; practicar ejercicio de forma frecuente; dejar de fumar; y realizar un tratamiento farmacológico adecuado.

-Los nuevos medicamentos contra la diabetes han demostrado disminuir la mortalidad y morbilidad cardiovascular de estos pacientes. ¿Cómo lo consiguen?

-Realmente aún no se sabe con claridad por qué dos grupos farmacológicos reducen el riesgo vascular, protegen el riñón para evitar la progresión de la enfermedad renal diabética y protegen al corazón para evitar la insuficiencia cardiaca. Parece que el grupo de fármacos de los iSGLT2 ejerce su efecto a través de múltiples mecanismos que actúan directamente en el corazón y en el riñón, y los llamados arGLP1 actúan bajando la inflamación y, por tanto, retrasando la aterosclerosis.

-Se prevé que la población con diabetes suba más de un 20% en 30 años. ¿Cómo se frena este ascenso?

-Sólo políticas de intervención en Salud Pública a nivel poblacional podrán frenar el ascenso imparable de esta epidemia. Se ha comprobado que la dieta saludable, la actividad física regular, el mantenimiento de un peso corporal normal y evitar el consumo de tabaco previenen la DM2 o retrasan su aparición. Y estas actividades preventivas no dependen sólo de los médicos sino de las administraciones. Se precisa una intervención política en todos los frentes: educación escolar, hábitos de alimentación de la población, regulación de la industria alimentaria, intervención sobre tabaquismo, que se complemente con las acciones de los profesionales de la salud.

-Los costes relacionados con la diabetes representan hasta el 12% del gasto sanitario global...

-Los costes farmacológicos son altos pues la población afectada es elevada, pero resulta al menos llamativo que sean similares a los hospitalarios y que el del tratamiento de las complicaciones crónicas o agudas sean muy significativas. El gasto más eficiente es el que evita el mal control y el desarrollo de las complicaciones.

-¿Qué novedades en el abordaje destacaría en los últimos tiempos?

-Hay evidencias de que nuevos grupos farmacológicos aportan grandes beneficios en la prevención y/o disminución de esas complicaciones mencionadas. Sus costes de base pueden parecer más elevados pero si los estudios publicados con riguroso seguimiento se confirman en la práctica de vida real podemos estar ante un cambio de paradigma en DM2.

-En un gran pacto social por la diabetes, ¿qué compromiso deben asumir los médicos de familia?

-Los médicos de familia tratan la mayoría de los casos de DM2 (el 90%) y a lo largo de muchos años. Por eso es esencial su papel en conseguir un buen control al comienzo de la misma e incluso en estados prediabéticos ya que genera un legado positivo.

-¿Cuáles son las principales complicaciones asociadas a la diabetes?

-Las principales complicaciones de la diabetes son la retinopatía, la nefropatía, la cardiopatía y neuropatía diabéticas. Todas ellas son complicaciones que confieren una gran morbilidad al paciente con diabetes y empeora notablemente tanto su calidad de vida como su pronóstico.

-Esta complicaciones médicas son responsables de hasta el 70% de los costes directos asociados a la atención de esta enfermedad. ¿Cómo se podrían reducir?

-Se pueden prevenir acudiendo a los programas de cribado que se ofertan en los sistemas sanitarios y con un buen control de la patología. El nuevo reto es el empoderamiento del paciente, ofreciéndole herramientas y conocimientos para que pueda implementar el manejo y autocontrol de su enfermedad.

-¿Han notado un aumento de la diabetes en niños y jóvenes en los últimos tiempos?

-Sí, parejo a un aumento de la obesidad y sobrepeso en la adolescencia está apareciendo una mayor incidencia de diabetes. El sobrepeso y la obesidad en etapas tempranas de la vida están muy asociadas a estilos de vida no saludables, como el sedentarismo, y a la dieta ricas en grasas saturadas y carbohidratos. Es por ello que una de las iniciativas fundamentales que se puede realizar con los jovenes es la de incentivar hábitos de vida saludables que se basan fundamentalmente en una dieta sana y en el ejercicio físico regular.

-¿Qué pretenden con este manifiesto a favor de un pacto social? ¿Por qué es necesario?

-Porque la diabetes es una patología que afecta a toda la sociedad: pacientes, familiares, sanitarios, gestores sanitarios... El pacto social puede servir como compromiso para que todos los actores de la sociedad se comprometan a jugar un papel activo en la lucha y prevención de esta enfermedad.

-Ha habido un cambio de paradigma en el abordaje de la diabetes. ¿Qué aspectos se tienen en cuenta hoy al elegir la terapia hipoglucemiante?

-Recientemente se ha apostado por la individualización, de tal manera que dependiendo de las características de cada persona con diabetes se individualizan tanto los objetivos de control como la elección del tratamiento más adecuado. La aparición de nuevos fármacos, que además de bajar la glucemia producen beneficios respecto a las complicaciones renales y cardiovasculares que presentan estas personas, han revolucionado su tratamiento. Además, tienen efectos beneficiosos sobre el peso y la presión arterial sin riesgo de hipoglucemia.

-¿Qué impacto han tenido los nuevos dispositivos de medición?

-Los nuevos dispositivos de medición de la glucemia han mejorado notablemente la calidad de vida de las personas con diabetes, al evitar muchos de los pinchazos que eran necesarios para conocer el nivel de glucosa en sangre y ayudando a un mejor control de la enfermedad.

-Dos de cada tres personas admite no saber cómo cuidar a un familiar con diabetes. ¿Cómo se podría mejorar?

-La educación en diabetes es fundamental en este aspecto. Los familiares deben conocer la enfermedad, sus consecuencias, los síntomas que pueden anunciar la presencia de descompensaciones, y el tratamiento higiénico-dietetico y farmacológico de la misma para prestar un apoyo tanto emocional como actividades a implementar para mejorar la salud de estas personas. La atención primaria es el lugar ideal para la educación en salud en la que se debe incluir la educación a pacientes y familiares.

-¿Qué les ha llevado a firma este manifiesto por la diabetes?

-Hemos querido unirnos dado el impacto sanitario de esta enfermedad que ocupa aproximadamente un 10-15% del tiempo de consulta de los médicos de familia y porque somos conscientes que hay que hacer una llamada a todos los estamentos sociales con el fin de que se adopten medidas destinada a prevenirla.