China afirma haber dado con la vacuna contra el coronavirus, pero ¿cuándo estaría disponible?

Las autoridades del país asiático han autorizado las pruebas en humanos. Unos de los científicos que trabaja en España en la búsqueda de una vacuna asegura que, de ser así,tardarán un año en demostrar su eficacia en la población

Las autoridades de China anunciaron el pasado martes por la noche que han desarrollado “con éxito” una vacuna contra el coronavirus SARS-CoV-2 por lo que han aprobado la realización de ensayos en humanos, según ha informado el Ministerio de Defensa del citado país en un comunicado recogido por Efe. Sin embargo, no se precisó cuándo.

Según la nota, el Ministerio de Defensa chino ha aprobado los ensayos clínicos en humanos de una vacuna contra el coronavirus desarrollada por la Academia Militar de Ciencias. En concreto, por el equipo de investigación liderado por la epidemióloga Chen Wei, de la Academia Militar de Investigación Médica, dependiente de la Academia Militar de Ciencias.

Según Chen, la vacuna -desarrollada en consonancia con "estándares internacionales y la regulaciones locales"- está preparada para llevar a cabo "una producción a gran escala, segura y efectiva".

Preguntamos a Mariano Esteban, jefe del Grupo de Poxvirus y Vacunas del Centro Nacional de Biotecnología (CNB), dependiente del CSIC, líder de uno de los dos grupos del CNB que están trabajando para desarrollar una vacuna contra el SARS-CoV-2, qué hay de cierto y sobre todo, cuándo podría llegar a la población. “Todavía es pronto para afirmar que sea la vacuna definitiva y hay poca información sobre los modelos vacunales y ensayos”, afirma Esteban. Pero de haber logrado dar con ella “todavía tendríamos que esperar de aquí a un año, porque primero se tardarían entre tres y seis meses en ver la incidencia”, asegura Esteban. Es decir, que "aún podríamos llegar a tiempo para combatir la pandemia actual en los países donde la incidencia de infección está en progresión. El logro anunciado por las autoridades chinas “es -según Esteban- un paso adelante” en la lucha contra el coronavirus. “Ahora tienen que ver cuál de los prototipos de vacuna que tienen es el mejor y la capacidad de logística”.

De hecho, según el Ministerio de Educación chino, hay sobre la mesa tres modalidades de vacunas: una basada de vectores virales de la gripe, otra de mRNA y otra basada en proteínas con adyuvante. Las dos primeras empezarán sus ensayos clínicos en abril.

La primera modalidad, que se encuentra actualmente en fase de experimentación con animales, consiste en utilizar el virus de la gripe atenuado que, aunque no se define puede expresar dominios de unión de la proteína S “spike” al receptor de la célula. Este vector activaría las respuestas inmunes que podrían proteger frente a la infección.

La segunda modalidad “es la del vector de ácido ribonucleico (mRNA) mensajero que, al ser administrado en el organismo, produce la proteína S, que no se define, y ésta, a su vez, induciría anticuerpos neutralizantes con capacidad para proteger frente a la infección".

Y la tercera modalidad de vacuna consiste en “utilizar proteína purificada, probablemente la S (spike) que habrán producido en células de mamíferos que no definen, y se administrará en combinación con un adyuvante. El objetivo es inducir anticuerpos neutralizantes”.

Estas y otras modalidades de candidatos vacunales están también siendo desarrollados por varios países de la UE, como es el caso de España, y EE UU.

Si los científicos chinos lo logran serían los primeros en reportarlo, “pero este anuncio no va a parar las investigaciones del resto de equipos científicos que trabajan para dar con un proceso óptimo de vacunación”, recuerda Esteban que, preguntado sobre si esa vacuna nos serviría también dado que el virus no es el mismo el que entró en España que el que salió de Wuhan, asegura que probablemente serviría. “Aunque el virus ha sufrido alguna mutación y tiene 30.000 nucleóticos, las vacunas probablemente servirían porque el SARS-CoV-2, causante del Covid-19, es un virus mucho más estable que otros virus ARN como el de la gripe o el VIH".