Salud

Estas son algunas de las buenas noticias del coronavirus

A pesar de las demoledoras cifras de contagiados y de muertos en nuestro país por Covid-19, también hay algunos motivos para el optimismo, como por ejemplo que la vacuna está más cerca y que China ya lleva tres días sin contagios

Resulta complicado ver algo de optimismo detrás de la pandemia del coronavirus. Lo cierto es que, con las cifras que se manejan actualmente en nuestro país (rondando los 25.000 contagiados y superando ya la barrera de los 1.300 muertos) cuesta vislumbrar la luz al final del túnel. Sin embargo, sí existen algunas buenas noticias que pueden contarse del coronavirus:

1. Tercer día sin contagios en China

Por tercer día consecutivo, el Ministerio de Salud de China ha confirmado que no se ha registrado ningún caso de contagio por coronavirus en la ciudad de Wuhan, capital de la provincia de Hubei y epicentro de la pandemia, y tampoco ningún caso de contagio a nivel local. Sin embargo, sí se han registrado 41 casos de coronavirus exportados desde el extranjero.

Hasta la pasada medianoche local, China contabilizó 7 nuevas muertes, todas ellas en la provincia de Hubei. El número de casos graves se redujo en 173, mientras que 590 pacientes fueron dados de alta de los hospitales, según la Comisión Nacional de Salud.

2. Cada vez sabemos más del virus

La ingente cantidad de información que se conoce del virus que ha provocado la actual pandemia resulta de lo más esperanzadora, ya que permite a los científicos actuar con mayor acierto. Tal y como y recuerda Ignacio López-Goñi, catedrático de Microbiología de la Universidad de Navarra, en un artículo publicado en “The Conversation” “los primeros casos de neumonía severa se notificaron en China el 31 de diciembre de 2019 y para el día 7 de enero ya se había identificado el virus. El genoma estuvo disponible el día 10. Ya sabemos que se trata de un nuevo coronavirus del grupo 2B, de la misma familia que el SARS. Está emparentado con coronavirus de murciélagos. Los análisis genéticos confirman que tiene un origen natural reciente (entre finales de noviembre y principios de diciembre) y que, aunque los virus viven mutando, su frecuencia de mutación no es muy alta”.

3. La mayoría se cura

Aunque la información que más resuena es la del elevado número de muertos, lo cierto es que las estadísticas procedentes de China confirman que el 80% de los afectados por Covid-19 cursa con síntomas leves, como un resfriado, y no precisan un tratamiento específico más allá de analgésicos comunes. “La mayoría de la gente infectada se cura. De hecho, hay 13 veces más pacientes curados que fallecidos, y la proporción va en aumento”, recuerda Ignacio López-Goñi.

Buen ejemplo de ello es Mattia, el conocido como «paciente 1» en Italia, un joven de 38 años, deportista y con buena salud previa, que en unos días volverá a casa después de haber pasado un mes ingresado en la UCI y debatiéndose entre la vida y la muerte. Su caso se ha convertido en un símbolo para toda Italia y el ejemplo de que del coronavirus se puede salir.

4. No afecta a los niños

Los datos estadísticos confirman que que el Covid-19 parece no afectar a los niños. De hecho, lo hace en mucha menor proporción que en los adultos. Así lo recuerda el catedrático Ignacio López-Goñi, que asegura que “solo el 3 % de los casos ocurre en menores de 20 años, y la mortalidad en menores de 40 años es solo del 0,2 %. Tal es así que incluso en los niños los síntomas resultan tan leves que puede pasar desapercibido”.

Sin embargo, un reciente estudio publicado en la revista científica Pediatrics pone sobre la mesa el hecho de que, dentro de ese 3%, los menores de 5 años tienen más probabilidades de padecer síntomas graves, según el primer estudio de características epidemiológicas y dinámica de transmisión de Covid-19. Eso sí, lo que parece confirmado es que los síntomas que presentan los niños suelen ser similares a los de los adultos e incluso menos severos: fiebre, fatiga, tos y congestión. Aunque éstos también suelen presentar náuseas y diarrea.

5. La vacuna está más cerca

La investigación no cesa en todo el planeta. Miles de científicos trabajan a destajo para lograr dar con la llave que abra la solución a una posible vacuna frente al coronavirus. Las buenas noticias se suceden en este sentido y una de las más optimistas ha llegado esta semana desde China. En concreto, las autoridades del gigante asiático anunciaron el pasado martes que han desarrollado “con éxito” una vacuna contra el coronavirus SARS-CoV-2 por lo que han aprobado la realización de ensayos en humanos, según informó el Ministerio de Defensa.

Esta posible solución se suma, además, a la carrera que ya ha iniciado Estados Unidos, que comenzó la primera fase de los ensayos clínicos de su propia vacuna experimental hace semanas. Se trata de un proyecto financiado por el Instituto Nacional de Salud y desarrollado por la biotecnológica Moderna. Esta iniciativa, a diferencia de la alternativa china, emplea una tecnología conocida como ARN mensajero (ARNm), la cual copia el código genético del virus en lugar de transmitir una versión atenuada del propio virus.

En España también hay varios hospitales que van a comenzar dos ensayos clínicos con pacientes para demostrar la efectividad del remdesivir, un fármaco desarrollado por la farmacéutica estadounidense Gilead para tratar el ébola que aún está en fase experimental. En concreto, los hospitales de La Paz, en Madrid, el Clínico, en Barcelona, y Cruces, en Vizcaya, han comenzado ya a reclutar pacientes y se espera que se sumen otros cinco en los próximos días: el 12 de Octubre y el Ramón y Cajal, en Madrid; el Príncipe de Asturias de Alcalá de Henares (Madrid); el Carlos Haya en Málaga y el Vall d’Hebron en Barcelona.