Las técnicas de respiración que ayudan a combatir el coronavirus

Un médico revela una sencilla práctica que puede ayudar a aliviar la congestión pulmonar

Thumbnail

El COVID-19 es un patógeno desconocido hasta ahora y del que se van descubriendo nuevas cosas según avanza la investigación y se ponen en marcha los tratamientos. De hecho, algunas de las prácticas comunes a la hora de tratar los problemas respiratorios han resultado incluso contraproducentes. De hecho, los pacientes con neumonía ya no tienen que pasar la mayor parte del tiempo sentados o en posición vertical, sino que han determinado que si se tumban boca a cabo (decúbito prono) y pasan la mayoría del tiempo así, las mucosas que taponan los alveolos pulmonares se desplazan y alivian las vías aéreas y combaten las posibles infecciones.

Pues bien, también han determinado que algunos ejercicios respiratorios pueden ayudar a combatir el coronavirus y tratar de evitar que colapse los pulmones. Así el médico británico Sarfaraz Munshi, del Hospital Queen’s, Romford, explicó que en su hospital utilizan una técnica en la Unidad de Cuidados Intensivos que está dando resultados excelentes y que si la gente que comienza a sentir los primeros síntomas empieza a hacerla, les ayudará a impedir que el patógeno avance y colapse sus pulmones, informa el diario “Metro”.

Así, Munshi indicó que cuando existe una infección activa en las vías aéreas es necesario que los pulmones reciban una buena cantidad de oxígeno. Así, dijo “la única forma de hacerlo es mediante una rutina, que consiste en tomar aire en cinco respiraciones profundas, mantenerlas durante cinco segundos en los pulmones y después de la sexta respiración toser fuerte mientras se tapa la boca”.

El médico recomienda realizar otra práctica dos veces antes de acostarse. Así, afirmó, es conveniente tumbarse bocaabajo apoyado en una almohada y realizar respiraciones más profundas de lo normal durante 10 minutos. "Los pulmones están en la espalda, no en la parte delantera. Al acostarnos boca arriba se cierran las vías aéreas más pequeñas, y esto no es bueno durante un período de infección. Esto puede conducir a una neumonía secundaria. Lo más importante es acostarse boca abajo en la cama durante períodos prolongados.

Una de las personalidades que ha seguido estas técnicas y que afirma que le han funcionado ha sido la escritora británica J.K. Rowling, autora de la saga de “Harry Potter”. Rowling compartió un vídeo diciendo que se había “recuperado completamente”. Asimismo, insistió en seguir los consejos del doctor Munshi: "Durante las últimas 2 semanas he tenido todos los síntomas de COVID-19 e hice todo lo que me dijo el doctor. “Estoy completamente recuperada y la técnica me ayudó mucho”.