Actualidad

Detección masiva, precoz y “a pie de calle” del coronavirus gracias a una tecnología 100% española

El proyecto puesto en marcha por CNIO y CSIC permitiría el diagnóstico de contagiados por Covid-19, incluyendo a los asintomáticos, lo que haría posible frenar la propagación del virus y mejorar la respuesta de salud pública

Coronavirus.- El ISCIII financia un proyecto del CNIO y del CSIC para la detección masiva y a pie de calle del Covid-19
Modelo 3D de la variante mejorada de la ADN polimerasa de phi29 denominada Qualify. CNIO 21/04/2020 CNIO

La capacidad de diagnóstico del Covid-19 es uno de los factores limitantes para el control de la pandemia que azota el planeta, lo que llama a la necesidad urgente de nuevos sistemas diagnósticos capaces de detectar pacientes asintomáticos de una forma masiva, rápida y fiable. Para salvar este cuello de botella, el Instituto de Salud Carlos III, ha financiado un proyecto de colaboración entre el Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas (CNIO) y el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) que busca emplear uno de los descubrimientos insignia de la historia de la ciencia española: la enzima -proteína que realiza funciones biológicas- ADN polimerasa de phi29 (phi29pol).

El proyecto persigue la detección del virus en menos de una hora, mediante una sencilla técnica que se podría implementar “a pie calle” y sin necesidad de equipamiento especializado. La tecnología se basa en la utilización de esta enzima cuyo descubrimiento, hace más de 30 años y aplicabilidad en biotecnología, representa uno de los grandes hitos de la historia de la ciencia española y permitiría la detección masiva de contagiados por coronavirus, incluyendo a los asintomáticos, lo que haría posible frenar la propagación del virus y mejorar la respuesta de salud pública.

Y es que, a diferencia de las técnicas de pruebas PCR empleadas actualmente, el mecanismo utilizado por phi29pol funciona incluso a temperatura ambiente, y permite completar el diagnóstico de un elevado número de muestras en menos de una hora. “Esta característica ha sido también clave para desarrollar el proyecto, ya que permite que podamos detectar el virus a temperatura ambiente sin necesidad de utilizar equipamiento especializado o personal técnico”, declara Luis Blanco, profesor de Investigación del Centro de Biología Molecular Severo Ochoa.

El proyecto, está ya en marcha coordinado por Felipe Cortés, jefe del Grupo de Topología y Roturas de ADN del CNIO, y el propio Blanco. “Esto nos permitiría poder diagnosticar a pie de calle, incluso en los propios centros de atención primaria, residencias de ancianos u otros lugares especialmente sensibles, evitando así el envío de muestras a los laboratorios capacitados, facilitando la logística y evitando nuevos contagios”, declaran los investigadores.