Retirados nuevos lotes de miles de mascarillas “fake”

La Comunidad de Madrid y la Junta de Andalucía ordenan que dejen de usarse dos modelos de autofiltrantes FFP2 y FFP3 que llegaron el 24 de abril al Centro Nacional de Medios de Protección para su análisis. Otro lote cumple con la protección, pero no con el nivel afirmado

Aplauso en el Hospital Universitario Reina Sofía de Córdoba
Trabajadores sanitarios y personal del Hospital Universitario Reina Sofía agradecen los aplausos recibidos de cada día a las 20:00SalasEFE

De nuevo, la vida de los profesionales sanitarios se ha puesto en peligro por la adquisición de productos defectuosos. Según denunciaron los sindicatos CSIF y Satse, la Consejería de Salud y Familias de la Junta de Andalucía y la Consejería de Sanidad de Madrid han ordenado la retirada de un nuevo lote de mascarillas. Se trata, según informa CSIF, de un lote de mascarillas Elite Respirator EB09.04 y otro de KN95 Mask (Purgivor).

Estamos verificando la procedencia de estos lotes, pero no han sido adquiridas por compra centralizada del Servicio Madrileño de Salud (Sermas)”, precisaron a este periódico fuentes de la Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid. “Se ha procedido a su retirada y seguimiento de los posibles afectados”.

Los lotes llegaron el pasado 24 de abril al Centro Nacional de Medios de Protección y se analizaron el pasado día 27. Las modelo Elite EB09.04, que se adquirieron como FFP3, no cumplían con este nivel de autofiltración. Unas cumplían como FFP2, pero las otras dos únicamente cumplían como modelo de protección FFP1. Las mascarillas KN95 MASK se adquirieron como FFP2. Sin embargo, tras el ensayo realizado a tres muestras se detectó que no cumplían como tales. A ellas se suma otro lote modelo M-02 de Chamfond, que aunque cumplen su cometido, lo cierto es que la documentación “del SAS indica FFP3, y en la mascarilla indica FFP2″.

El sindicato CSIF ha mostrado su “total indignación porque se haya jugado de nuevo con los profesionales de sanidad entregando material cuya efectividad no está contratada, poniendo en riesgo su salud, la de sus familiares, compañeros y la de la ciudadanía en general”. De ahí que hayan solicitado una relación actualizada de los equipos de protección que se adquieren y sus oportunas etiquetas y especificaciones de uso, así como el tipo de análisis previo que se realiza antes de su distribución y saber qué organismo lo ha efectuado. Solo en Andalucía, estas mascarillas han sido usadas en Cádiz, Córdoba, Málaga. A ellas se suma Huelva, ya que, según avanzó “Huelva Información”, también se ha retirado un lote de mascarillas defectuosas que habían sido usadas en los hospitales Infanta Elena y Juan Ramón Jiménez.

Cabe recordar que el pasado 17 de abril el Ministerio de Sanidad ordenó la retirada de un lote de mascarillas Garry Galaxi por no cumplir con la normativa europea, a raíz de la cual CSIF reclamó el aislamiento y la realización de tests a los profesionales sanitarios que pudieron haber hecho uso de ellas.